Joven médico murió en extrañas circunstancias en plaza de La Soledad

Un galeno de 31 años de edad, murió en el atardecer del pasado sábado en extrañas circunstancias, informó la policía, detallando que el cuerpo fue hallado en un banco de la plaza del sector La Soledad al norte de Maracay en el municipio Girardot.

Loading...
El galeno muerto tenía 31 años de edad

La persona quedó identificada como Javier Eduardo Rivero Vásquez, quien era parte del grupo de médicos de un reconocido centro privado de salud al este de la ciudad.

De acuerdo a la minuta policial, algunas personas que frecuentan la plaza de La Soledad encontraron el cuerpo que estaba en posición fetal.

En medio de la consternación por el hecho, inmediatamente notificaron a las autoridades, quienes se presentaron al lugar, confirmando el deceso.

Inmediatamente se avisó al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, por lo que una comisión llegó a la plaza para realizar el levantamiento del cadáver.

El ciudadano no presentaba signos de violencia, por lo que se estima un deceso por causas naturales, aunque el cuerpo fue remitido a la morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley y determinar las causas.

Los detectives encontraron en el sitio una inyectadora, un yelco y el frasco de un fármaco "analgésico opioide sintético" similar a la morfina, pero entre 50 y 100 veces más potente.

Se presume que el galeno pudo suministrarse el contenido del frasco, posiblemente para aliviar alguna dolencia.

El móvil del suicidio por el momento no se descarta en este hecho, por lo tanto, los funcionarios del Cicpc mantendrán abiertas las averiguaciones de este deceso, hasta tomar declaraciones del círculo familiar y amigos del galeno, además de realizar algunas experticias de rutina.

Algunos de sus parientes que se encontraban el domingo en la morgue señalaron que no consideran que Rivero Vásquez se haya quitado la vida inyectándose el fármaco.

En medio del dolor por la muerte de Javier Eduardo aseguraron que era un joven tranquilo, dedicado a su trabajo. Afirmaron que este médico, egresado de la Universidad de Carabobo no tenía problemas como para tomar una decisión tan drástica de suicidarse.

El galeno tenía fijada su residencia en Los Olivos, por lo que sus familiares estiman que posiblemente salió a caminar por la avenida Las Delicias, acercándose hasta la plaza La Soledad, donde murió.

HBRI. | elsiglo

Loading...