Rusia retrasa a julio de 2022 el lanzamiento de una nave espacial a la Luna

 Rusia ha pospuesto hasta julio de 2022 el lanzamiento de la nave espacial Luna-25 al polo sur de la Luna, según dijo hoy el director general de la agencia espacial rusa, Roscosmos, Dmitri Rogozin.

Loading...



"El año próximo, en julio, planeamos una misión a la Luna, la Luna-25, dijo al Primer Canal antes del lanzamiento este martes de la nava Soyuz MS-19 a la Estación Espacial Internacional (EEI), donde una tripulación compuesta por una actriz y un director de cine filmará la primera película en el espacio.

Rusia quería inicialmente enviar la Luna-25 en octubre de este año, pero en agosto retrasó la misión a mayo de 2022 para tener más tiempo para efectuar pruebas adicionales en el equipo de a bordo.

Ahora Rogozin explicó que el mes de julio es mejor "en términos de energía", según recoge la agencia oficial rusa TASS.

Luna-25 será la primera nave del programa lunar de Rusia, y tendrá como fin investigar la región del polo sur de la Luna.

Es heredera de su antecesora soviética Luna-24, la tercera en recuperar muestras de la superficie lunar en agosto de 1976.

La nave contará con un espectrómetro de masa LAZMA, para estudiar la composición química de la superficie lunar, un detector de partículas neutras y cargadas ARIES, un detector de polvo lunar PML y un espectrómetro infrarrojo LIS, entre otros instrumentos.

Además, Luna-25 contará con un sistema de cámaras para filmar la superficie lunar durante el alunizaje y grabar panorámicas lunares.

Rusia anunció a mediados de 2019 que había retomado su programa lunar y planea su primer vuelo tripulado a la Luna en 2030 o 2031.

Con ese fin, la industria espacial rusa trabaja desde 2009 en la construcción de una nave espacial de nueva generación, llamada Federatsia (Federación), actualmente Oriol (Águila), con capacidad paras seis tripulantes y cuyo primer vuelo de prueba está previsto para 2022.

El proyecto, a cargo de la corporación estatal Energuia, ha sufrido numerosos tropiezos que siembran dudas sobre el cumplimiento de sus plazos.

Rogozin también indicó que para septiembre de 2022 está prevista la segunda misión Exo Mars, que se pospuso el año pasado dos años para dar más tiempo a las agencias espaciales rusa, Roscosmos, y la europea, ESA, para hacer todas las pruebas necesarias.

En principio el lanzamiento estaba previsto para 2018.

El róver Rosalind Franklin llegará así a mediados de 2023 a Marte, donde buscará signos de vida.

El vehículo de exploración de ExoMars, bautizado en honor a la científica británica que preparó el camino para el descubrimiento de la estructura del ADN, incluye un taladro para acceder al subsuelo marciano y un laboratorio miniaturizado de búsqueda de vida dentro de una zona ultralimpia.

EFE

 

 

Loading...