Rosquillas de San Blas

Las rosquillas de San Blas son un postre muy fácil de hacer con la que disfrutará toda la familia. Incluso los más pequeños de la casa pueden ayudarte a prepararlas.

Loading...
Rosquillas de San Blas

Para elaborar las rosquillas de San Blas tradicionales, necesitas los ingredientes que te muestro a continuación:

  • 3 huevos
  • 75 g de azúcar
  • 75 ml de aceite de oliva
  • 300g de harina
  • 1 cucharada de anís verde en grano
  • 1 limón rallado
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita bicarbonato
  • 2 claras de huevo
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • 1/4 de vaso de licor de anís dulce
  • 250g de azucar glas

¿Como hacer las Rosquillas de San Blas?

1.- En un bol o en un recipiente amplio, ponemos los huevos junto con el azúcar y batimos con unas varillas hasta obtener una mezcla homogénea. A continuación, añadimos el aceite de oliva y la ralladura del limón. Batimos nuevamente para que todos los ingredientes se mezclen.

2.- Hecho esto, en un mortero, añadimos la cucharada de anís verde y lo machacamos hasta conseguir un polvo fino. Lo añadimos a la mezcla anterior, tamizándolo con un colador para evitar luego tropezones no deseados nuestras rosquillas de San Blas. Añadimos también la sal y el bicarbonato y mezclamos de nuevo, hasta que todo se haya integrado.

3.- Añadimos la harina por tandas, tamizándola con un colador. En la primera tanda, añadimos unos 100g de harina y removemos con un tenedor para que no queden grumos. Cuando se haya integrado, añadimos otros 100 más y volvemos a integrar. Volvemos a repetir este paso una tercera vez.

4.- Una vez hayamos integrado la harina, comenzamos a amasar con las manos durante unos pocos minutos. Al final nos quedará una masa de rosquillas de San Blas fuerte pero un poco pegajosa. Luego dejamos que repose sobre un plato 10 minutos para que se asiente la masa.

5.- Pasado el tiempo, comenzamos a preparar las rosquillas. Para ello, vamos cogiendo pellizcos de la masa con la cantidad que vayamos a utilizar para cada rosquilla. Amasamos cada trozo y le damos forma de rosquilla, bien haciendo una bola y pellizcando en el centro, o bien haciendo un churro y preparando un aro. Una vez le demos la forma deseada a cada rosquilla, las colocamos sobre una bandeja de horno forrada de papel para hornear.

6.- Después, introducimos la bandeja en el horno previamente calentado a 165ºC. Dejamos que las rosquillas de San Blas se horneen durante alrededor de unos 25 minutos. Cuando comiencen a dorarse, retiramos la bandeja del horno y dejamos que se enfríen.

7.- Es el turno de preparar el glaseado. Para ello, colocamos las claras de los huevos en un recipiente amplio y le añadimos el jugo de limón. Batimos todo con unas varillas hasta obtener un merengue en punto de nieve. A continuación, añadimos el licor de anís y continuamos batiendo hasta conseguir ese punto de nieve.

8.- Cuando tengamos listo el merengue, añadimos el azúcar glas y lo integramos con el merengue, mezclándolo con movimientos envolventes. Finalmente, pintamos cada rosquilla con una buena cantidad de esta mezcla y las reservamos hasta que el merengue se haya cuajado. Esto puede llevar de 12 a 24 horas. Pasado ese tiempo, nuestras rosquillas de San Blas estará listas para servir.

Loading...