En manos del Cleba designación del nuevo gobernador

Al cierre de esta edición, se desconocía quién sería la persona encargada de asumir la gobernación del estado Aragua de forma interina, ya que el tema de la sucesión quedó en manos del Consejo legislativo Bolivariano del estado Aragua.

Loading...

gobernador de

Este panorama político se abrió ayer en la tarde para el estado Aragua, luego de que el general de división Rodolfo Marco Torres anunciara a través de su cuenta de Twitter que renunciaba a la primera magistratura del estado Aragua, cargo que ostentó desde 2017.

Aun cuando en estos casos existe una norma política ampliamente aceptada, de que un gobernador renunciante transfiere al poder legislativo regional su propuesta de sucesión, que generalmente recae en la persona encargada de la Secretaría de Gobierno, al cerrar la edición de ayer se desconocía precisamente quien ocupaba al día de ayer dicho cargo.

No obstante el gobernador Marco Torres, quien también es coordinador de la región central del Psuv, activó el proceso de transición con su misiva al parlamento regional, será este cuerpo legislativo el que finalmente seleccione y juramente al gobernante interino, quien dirigirá el gobierno regional hasta que el gobernador saliente de las elecciones del 21 de noviembre asuma el cargo.

Cabe destacar que la renuncia de Marco Torres llegó luego de que se ubicara de segundo en las votaciones correspondientes a las primarias del Partido Socialista Unido de Venezuela, y de que la asignación de la candidatura del estado Aragua quedara en manos de la dirección nacional del partido.

En su mensaje de Twitter se pudo leer: "Con el corazón desbordado de amor por mi pueblo de Aragua ¡Soldado leal al servicio de mi Patria y de la Revolución Bolivariana! ¡Hasta la Victoria siempre!", escribió el gobernador Marco Torres en Twitter

LA CARTA

A mi amado Pueblo de Aragua: Hace cuatro años, en este mismo mes de agosto, asumí con honor la misión de acompañar al pueblo combativo y rebelde de Aragua en una nueva batalla electoral, como soldado de la Patria, disciplinadamente me incorporé orgulloso a la tarea de luchar en esta tierra heroica, cuna de la Revolución Bolivariana, para avanzar juntos, superar con amor y trabajo cada dificultad y continuar levantando las banderas de nuestro Comandante Chávez.

Luego de una gran victoria popular sellé con un juramento mi compromiso de ir a las calles de Aragua, a gobernar obedeciendo, a escuchar en cada comunicad la voz de este pueblo bravío, sabio y consciente; unidos en la lucha cotidiana, llenándome de su fuerza y voluntad inquebrantable para cumplir la misión bajo las orientaciones de nuestro presidente Nicolás Maduro Moros.

Cuatro años en combate permanente en Aragua donde cada minuto de cada día tuvo la significación del ser en colectivo, de ver con emoción y orgullo como nacían las ideas, como cosechábamos con nuestras propias manos los frutos de un proyecto inclusivo, construyendo nuestra historia con determinación y siempre con la frente en alto, sin rendirnos jamás. Recibí el abrazo solidario y amoroso de hombres, mujeres, jóvenes, niños y niñas; vimos en sus ojos la clara e infinita presencia del Gigante Chávez y entendí que la grandeza de este pueblo está en su herencia, escrita por héroes y heroínas que pisaron, soñaron, lucharon y ganaron.

Mi querido pueblo de Aragua ha sido el gran protagonista de esta hermosa y noble misión, que con orgullo y lealtad concluyo hoy, para dar paso a un nuevo proceso electoral con miras al 21 de noviembre, del que estoy seguro una vez más la Revolución será victoriosa.

Con la disciplina de soldado Bolivariano y en mi condición de militante reitero mi absoluta lealtad y compromiso a la Patria y a nuestro presidente Nicolás Maduro Moros y al Partido Socialista Unido de Venezuela. Desde cualquier responsabilidad estaré abonando los caminos de la Revolución Bolivariana, en justicia y coherencia con la decisión de vida que tomé hace 29 años, un 4 de febrero de 1992.

Ante ustedes, ciudadanos miembros del Consejo Legislativo del estado Bolivariano de Aragua, dejo constancia del cese de mis responsabilidades como gobernador, para que proceda según lo establecido en las leyes de la República.

En mi corazón llevaré siempre a este pueblo que me llenó de amor y fortaleza. Cada atardecer en Aragua trae la brisa Bolivariana y con ella la carga histórica de un pueblo decidido a ser libre, soberano, independiente y de paz.
¡Qué Viva por siempre el Pueblo de Aragua!
¡Qué viva la Revolución Bolivariana!
¡Hasta la victoria siempre!
¡Venceremos!

elsiglo

Loading...