La Tierra ya ha podido ser observada desde más de 1.700 estrellas cercanas

Un nuevo estudio ha puesto de manifiesto que nuestro planeta tierra  ha podido ser detectado por hipotéticas civilizaciones alienígenas en los últimos 5.000 años, cuando se desarrollaron las primeras civilizaciones terrícolas. La investigación apunta asimismo que las señales de radio emitidas desde nuestro planeta a lo largo de los últimos 100 años podrían haber llegado ya a 75 estrellas situadas a unos 100 años luz de distancia.

Loading...

Sabemos que es muy poco probable que estemos solos en el universo. Entonces, ¿por qué hasta la fecha no hemos recibido ninguna señal de civilizaciones extraterrestres? ¿Por qué en los 5.000 millones de años que se estima que tiene la Tierra, hasta hoy no hemos podido corroborar la existencia de vida inteligente más allá de la Tierra? Esa misma pregunta fue planteada en la década de 1950 por el físico Enrico Fermi ante la imposibilidad de dar una explicación científica a la siguiente contradicción: existe un alta probabilidad de que existan las civilizaciones alienígenas, pero no hay pruebas concluyentes que prueben la existencia de las mismas.

Sin embargo, si nos atenemos puramente a la lógica y a la probabilidad, lo más posible es que nuestra existencia ya haya podido ser detectada por el cosmos. A grandes rasgos, los astrónomos estiman que solo en nuestra galaxia podrían existir alrededor de unos 25.000 millones de entornos habitables. Siguiendo esta pista, hace unos años un equipo del Instituto Carl Sagan de la Universidad Cornell ideó el modo perfecto de detectar los candidatos ideales: apuntar a aquellos planetas que puedan ser captados desde la elíptica de la Tierra, esto es, el plano de la órbita terrestre alrededor del Sol, donde, se estima, existen más probabilidades de que exista algún planeta ‘con vistas’ a la Tierra. En aquella ocasión, los científicos concluyeron que había unos 200 cuerpos celestes similares a nuestro planeta situados a una distancia de unos 300 años luz.

Ahora un nuevo estudio publicado en la revista Nature y llevado a cabo por la misma institución desvela que existen 1.715 estrellas cercanas que podrían albergar mundos habitables en los que, de existir una hipotética civilización avanzada, podrían habernos detectado a lo largo de los últimos 5.000 años. Han llegado a esta conclusión después de analizar la base de datos de exoplanetas del catálogo Gaia de la Agencia Espacial Europea, el mapa estelar más completo realizado hasta la fecha. Los investigadores escudriñaron un total de 331.312 estrellas cercanas y proyectaron sus movimientos a lo largo de 10.000 años: 5.000 hacia el pasado y 5.000 hacia el futuro. Encontraron un total de 2.043 estrellas desde las que se puede detectar el tránsito de la Tierra por delante del sol una vez al año, 1.715 de las cuales estaban situadas a (solo) 100 parsecs (unos 326 años luz), y habían estado en condiciones de detectar nuestro planeta a lo largo de los últimos 5.000 años.

Los próximos grandes telescopios espaciales que busquen signos de vida a partir de planetas en tránsito, aseguran los firmantes del estudio, podrían dar lugar a una nueva era de la exploración espacial. Sin embargo, muchos de estos trabajos anteriores habían pasado por alto un hecho: que los cuerpos celestes cambian de posición a lo largo del tiempo.

 

La investigadora Lisa Kaltenegger, directora del Instituto Carl Sagan de la Universidad Cornell en Estados Unidos y autora principal de la investigación, se hizo una pregunta: ¿cuánto tiempo duraba esa ventana de oportunidad que tenían esos exoplanetas para detectar la presencia de la Tierra? "Cada vez que miro al cielo ahora, me imagino que los 2043 sistemas estelares que pueden ver nuestro planeta bloquean la luz de nuestro Sol. En este cosmos dinámico, la mayoría de las estrellas de nuestro vecindario tienen al menos 1.000 años para encontrarnos, algunas más de 10.000 años para detectar los ligeros cambios de luz de nuestro Sol debido a la Tierra", explica la experta a National Geographic España a través del correo electrónico.

"Cada vez que miro al cielo ahora, me imagino que los 2043 sistemas estelares que pueden detectar nuestro planeta", Lisa Kaltenegger, astrofísica del Instituto Carl Sagan de la Universidad Cornell

Ello provoca, por ejemplo, que en algunas de esas estrellas anfitrionas de exoplanetas conocidas, como la enana roja Ross-128, hayan detectado nuestra presencia en el pasado, mientras que en otros, como Trappist-1, empiecen a hacerlo dentro de 1.642 años.

7 planetas candidatos

"Desde este asiento delantero cósmico se ganan y se pierden perspectivas. Sabemos que en la zona habitable de esas estrellas hay 7 planetas que se encuentran en la denominada 'zona habitable'", asegura Kaltenegger. "Quién sabe si la vida evolucionó allí también, pero si lo hizo y contaban con un nivel tecnológico similar al nuestro, esos observadores alienígenas podrían haber visto o verán vida en un futuro".

¿Por qué no hemos contactado hasta la fecha?

"Cuando enseño a mis alumnos sobre las dificultades de encontrar vida extraterrestre, les hago una pregunta: si tuvieran el dinero y el tiempo para contactar a uno de dos exoplanetas, ambos de ellos con signos de vida, ¿cuál de ellos elegirían? El que es 5.000 años más joven que nosotros o el que es 5.000 más antiguo? Todos quieren contactar con el planeta más avanzado. Así que, reflejando eso en nosotros -aunque me encanta la Tierra, es mi planeta favorito- en términos de tecnología y evolución no estamos tan avanzados todavía. Llevamos utilizando ondas de radio desde hace 100 años, aunque la vida existe desde hace unos 3.500 millones de años. Supongamos que el cosmos estuviera repleto de vida, ¿seríamos realmente el lugar con el que todos querrían contactar y visitar? ¿O todavía es pronto?", comenta Kaltenegger a National Geographic España a través del correo electrónico.

"Supongamos que el cosmos estuviera repleto de vida, ¿seríamos realmente el lugar con el que todos querrían contactar y visitar? ¿O todavía es pronto?"

 

Ondas de radio detectables desde 75 estrellas

Los investigadores dedujeron que las ondas de radio creadas por el hombre han barrido hasta la fecha más de 75 estrellas cercanas, una conclusión a la que llegaron comparando la distancia recorrida a lo largo de los 100 años de existencia de esta tecnología.

elsiglo 

 
 

Loading...