Nairo Quintana:"Habrá días que sí podré entrar en la fuga"

El colombiano Nairo Quintana (Arkea Samsic), líder de la montaña del Tour de Francia al término de la undécima etapa, comentó que no pudo enganchar la escapada del día por el control de Ineos por la general, pero espera poder aprovechar la fuga en las etapas de Pirineos.

Loading...
Nairo Quintana:"Habrá días que sí podré entrar en la fuga"
Foto: Referencial

"Sabiendo que por delante iba un grupo grande y que Ineos quería jugar por general, decidí levantar el pie y guardar energías de cara a los próximos días. Estoy bien mentalmente. Vendrán días en los que sí podré estar en la fuga. El calor no me perjudica: estoy acostumbrado a él", señaló en meta el ciclista boyacense.

La etapa del doble ascenso al Mont Ventoux se animó en los primeros kilómetros con la batalla entre Quintana y el francés Alaphilippe, lo que desgastó las fuerzas del líder del Arkea.

"El ataque inicial junto a Julian Alaphilippe supuso un gran esfuerzo. Estaba controlando a mis rivales directos en la clasificación de la montaña y decidí adelantarme porque pensaba que llegarían más corredores por detrás en la cumbre, pero no fue así. Finalmente, tras el sprint intermedio se fue una escapada en la que no pude entrar".

A parte de Nairo Quintana: Pogacar: "He salvado los muebles"

El esloveno Tadej Pogacar reconoció que el ataque del danés Jonas Vingegaard en la subida al Mont Ventoux le hizo "explotar" y perder su rueda, pero aseguró que mantuvo la calma y pudo "salvar los muebles".

"No he podido seguirle, ha sido súper-fuerte, ha atacado con todo, demasiado para mí, me ha fundido. He tratado de llegar lo antes posible a la cima y descender. Al final, he salvado los muebles, pero ha sido una jornada muy dura", dijo el líder de la general y defensor del título.

El danés logró una renta de medio minuto en la cima, pero en el descenso Pogacar, acompañado del colombiano Rigoberto Urán y del ecuatoriano Richard Carapaz, logró atraparle.

"No me ha invadido el pánico, sabía que la cima no estaba muy lejos y que podía recuperar bajando. He mantenido mi cadencia y luego he recuperado la potencia y he podido cazarle", señaló el esloveno.

"Al final ha sido un buen día para mi, hacía mucho calor, ha sido muy duro, Ineos buscaba la victoria de etapa u otra cosa y ha endurecido la carrera. Pero he podido controlar la situación", señaló.

"Vingegaard ha demostrado de lo que es capaz (...) Ahora estoy deseando que lleguen los Pirineos para demostrar que estoy en buena forma", avisó.

EFE

Loading...