Murió ciclista atropellado por vehículo en Palo Negro

Un octogenario falleció tras ser embestido por un vehículo, cuyo conductor emprendió la huida con rumbo desconocido, hecho ocurrido en la población de Palo Negro del municipio Libertador del estado Aragua.
La víctima respondía al nombre de Nicolás Hurtado Guzmán (80), quien residía en la calle Campo Elías, casa número 57, en pleno centro de Palo Negro del municipio Libertador.

Loading...

Nixon Hurtado, hijo de la víctima, informó a los periodistas que su progenitor administraba un taller de tornería, y aún con su avanzada edad, laboraba en su especialización.

Dijo que su padre, considerado como una persona activa, enérgica y con mucho optimismo de seguir trabajando por su país, salió en horas de la noche del lunes a visitar a unos amigos.

Sin embargo, no regresó esa misma noche sino en la madrugada del martes y se dirigía a eso de las 12:30 en su bicicleta por la calle Bolívar de Palo Negro en dirección a su domicilio.

Cuando se desplazaba diagonal a una agencia bancaria, Guzmán fue atropellado por detrás y cayó al pavimento, golpeándose en varias partes del cuerpo.

Aún así el abuelo se levantó todo aturdido y adolorido por la caída y de nuevo se montó en su bicicleta, mientras que el sujeto huyó de la zona a toda velocidad.

El ciclista logró llegar a la casa por sus propios medios y después comenzó a descompensarse. Ante la emergencia del caso, los familiares solicitaron una ambulancia y lamentablemente no hubo tiempo que lo trasladaran al HCM, denunció el hijo.

Un ciudadano que tiene un carro particular, se ofreció llevarlo al referido centro asistencial, pero se consiguió con el agravante de que no tenía suficiente gasolina y mientras quitaron prestado unos litros, la persona se fue complicando.

A pesar de las peripecias, el anciano logró ingresar a la emergencia del mencionado centro asistencial, pero allí los médicos no mostraron un profesionalismo, juramento y su calidad humana para con los pacientes traumatizados. Hubo que esperar muchas horas.

"Mi padre se me murió entre mis brazos. Yo estaba sentado en uno de los bancos del hospital y sentí su último respiro", agregó el denunciante, quien se quejó de la falta de medicinas.

Por otro lado, Nixon Hurtado comentó que una comisión de la Dirección de Tránsito Terrestre, adscrita a la Policía Nacional Bolivariana, asumió la investigación del accidente.

Si analizan los videos del Banco de Venezuela y de algunos negocios de la zona, los funcionarios podrán observar las características físicas del conductor infractor e igualmente del carro. El caso está fácil de resolver. El cadáver fue trasladado a la Morgue de Caña de Azúcar.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...