La UE pone en marcha el primer ordenador de su red de supercomputación

La Unión Europea (UE) ha activado hoy en Eslovenia un ordenador capaz de realizar 6.900 billones de operaciones por segundo, con el que inaugura una red de supercomputación que debería estar lista en 2027 y con la que pretende lograr el liderazgo mundial en este sector tecnológico.

Loading...

"La supercomputación abre nuevas puertas para que las empresas pequeñas y medianas europeas compitan en la economía de alta tecnología del futuro", destacó la vicepresidenta de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, durante el lanzamiento hoy de Vega. como se llama la máquina, en la ciudad eslovena de Maribor.

Como ejemplos de los múltiples beneficios que aporta la supercomputación, la comisaria destacó que la UE está desarrollando una copia digital de la Tierra en la que se simularán actividades naturales y humanas para experimentar con las posibilidades de la lucha contra el cambio climático.

También afirmó que el desarrollo de la inteligencia artificial, vinculada a la supercomputación, puede salvar vidas humanas, al identificar complejos procesos moleculares, diseñar nuevos medicamentos y detectad infecciones por enfermedades como la covid-19.

Vestager y el director ejecutivo de la Empresa Común Europea de Informática de Alto Rendimiento (EuroHPC JU), Anders Dam Jensen, participaron de forma telemática en la ceremonia de inauguración de Vega en el Instituto de Ciencias Informáticas de Maribor (IZUM), en la que estuvo el primer ministro esloveno, Janez Jansa.

Vega es una ordenador BullSequana XH2000 construido por compañía europea Atos, capaz de ejecutar más de 6,9 petaflops o 6.900 billones de operaciones por segundo.

Los 17,2 millones de euros que cuesta están financiados en su mayor parte con fondos europeos y de los Estados que participan en el proyecto, bajo coordinación de EuroHPC JU.

Vega lleva el nombre del matemático esloveno Jurij Vega y su construcción tiene como objetivo apoyar la ciencia abierta y promover la investigación e innovación en Europa.

Según el IZUM, la máquina ofrecerá servicios a una amplia gama de usuarios en los sectores de la ciencia, el sector público y la industria.

El poder operacional de Vega será complementado con otros cuatro ordenadores petaescala (capaces de ejecutar al menos 4.000 billones de cálculos por segundo) de la EuroHPC JU, que se instalarán en Sofía (Bulgaria), Ostrava (República Checa), Bisen (Luxemburgo) y Minho (Portugal).

Las cinco máquinas petaescala se conectarán con tres supercomputadoras precursores exaescala (capaces de ejecutar más de 150 petaflops -150.000 billones de operaciones por segundo-), instaladas en Barcelona (España), Kajaani (Finlandia) y Bolonia (Italia).

EuroHPC seleccionó en 2019 estos ocho lugares para alojar las nuevas computadoras que deben convertir a Europa en líder en informática de alto rendimiento, todo ello con un presupuesto de casi mil millones de euros.

"Cuando todos estos superordenadores estén en línea, dispondremos de 670 petaflops de poder de computación para la investigación y la innovación en Europa. Se trata de un logro increíble en poco tiempo y es solo el comienzo", comentó Jensen.

Las capacidades informáticas de alto rendimiento son cruciales para generar crecimiento, empleo e innovación en todos los sectores, como en los sistemas de alerta rápida en caso de fenómenos meteorológicos extremos y el diseño de nuevos medicamentos.

Su uso se hace imprescindible en simulaciones complejas en la industria aeronáutica y de automoción, en las matemáticas, la ingeniería, la bioingeniería, la lucha contra el cambio climático, la ciberseguridad y las ciencias sociales, entre otros campos.

EFE

Loading...