Carlos Raúl Hernández: La oposición ha perdido la oportunidad de derrotar al oficialismo

Luego de haber transcurrido 19 años de los hechos ocurridos los días 11, 12 y 13 de abril de 2002, donde se produjo un "Golpe de Estado" en contra del Presidente de la República para el momento, Hugo Chávez, se mantiene hasta la fecha esa tendencia política rechazada y criticada por muchos sectores en Venezuela.

Loading...

Al respecto, el politólogo Carlos Raúl Hernández recordó las acciones de violencia en contra el movimiento cívico-militar por parte de organismos de seguridad del Estado y afectos al Gobierno, para tratar de disorber una protesta pacífica, donde los venezolanos solicitaban la renuncia del primer mandatario nacional.

Ante la situación, las Fuerzas Armadas Venezolanas "desobedeció" las órdenes del Ejecutivo nacional, por lo que se produjo la supuesta renuncia de Chávez, lográndose así el cese del "chavismo" por tan sólo 48 horas.

A juicio de Hernández, la oposición venezolana para ese entonces no aprovechó la oportunidad, "la intriga, disparates y errores en el seno de la oposición fueron tan grandes que las Fuerzas Armadas Nacionales decidieron apoyar nuevamente a Hugo Chávez", subrayó.

El politólogo explicó que, ante la rebelión cívico-militar, los abversarios al Gobierno no tomaron las medidas correctas para un proceso de transición legal, "se debió cambiar la Casa Militar, y evaluar los organismos de seguridad, colocando personas de total confiabilidad", agregó.

Hernández, hizo énfasis en el error del sector opositor, "Carmona decretó la disolución de todos los poderes públicos, acto absolutamente institucional", recalcó.

"La oposición venezolana ha tenido durante los últimos 20 años, en varias oportunidades el poder en las manos, pero han fracasado por su incapacidad y por su incomprensión en los más elementales mecanismos de relaciones políticas se le ha escapado el poder", opinó.

Por otra parte, criticó a los dirigentes políticos de la oposición durante el 2005, cuando no participó en las elecciones parlamentarias, lo que arrojó como resultando que la Asamblea Nacional quedará totalmente oficialista, permitiendo que los diputados electos modificarán y crearán leyes a su favor.

A esto, Hernández sumó otros desaciertos: como no participar en varios comicios electorales y el llamado a actividades de calles para la salida del Nicolás Maduro, que a su juicio no han logrado resultados positivos para el país.

Finalmente, Hernández rechazó las acciones tomadas por un grupo de opositores venezolanos, quienes se han negado a participar en las últimas contiendas electorales, así como su llamado a la abstención, lo que ha permitido que el oficialismo se adueñe de todos los espacios políticos y institucionales del país.

ZULEIKA ROSALES | elsiglo

Loading...