Actividad económica brasileña creció por séptimo mes seguido

La actividad económica en Brasil creció un 0,59 % en noviembre del paso año 2020 frente a octubre, con lo que completó siete meses seguidos de expansión tras las fuertes caídas de marzo y abril por la crisis generada por la pandemia de la covid-19, pero perdió ritmo de expansión, informó este lunes el Banco Central.

Loading...
Actividad
Foto: Referencial

El llamado Índice de Actividad Económica (IBC-Br), que el organismo emisor mide mensualmente en un intento de anticipar la tendencia del Producto Interno Bruto (PIB) del país, registró en noviembre su menor expansión en los últimos siete meses.

Leer más:  Delphine Amarzit, estará al frente de la Bolsa de París

Por ende la actividad económica, que incluye datos de producción de sectores como industria, comercio, agricultura y servicios, había crecido un 0,75 % en octubre, su menor expansión en seis meses, y en noviembre volvió a desacelerar, hasta el 0,59 %.

El índice llegó a registrar un desplome del 6 % en marzo y del 9,49 % en abril como consecuencia de las medidas de distanciamiento social impuestas para frenar el avance de la covid, que paralizaron la mayoría de las actividades y el consumo, pero la economía comenzó a recuperarse en mayo, con una subida del 2,06 %, y en junio alcanzó una subida del 5,32 %.

Pese al crecimiento con respecto al mes inmediatamente anterior, la actividad económica registró una contracción del 0,83 % en noviembre con respecto al mismo mes de 2019, según los datos divulgados por el Banco Central.

De acuerdo con el emisor, como consecuencia de la crisis generada por la pandemia, la actividad económica en Brasil acumuló una retracción del 4,63 % en los once primeros meses de 2020 frente al mismo período de 2019 y esa contracción fue del 4,15 % en los últimos doce meses hasta noviembre frente al período entre diciembre de 2018 y noviembre de 2019.

Tales resultados son compatibles con las últimas proyecciones de los economistas y del Gobierno, que calculan que la economía de Brasil sufrió una retracción del 4,40 % en 2020, su mayor caída en varias décadas, pero un porcentaje muy inferior al temido inicialmente.

En los primeros meses de la pandemia el Fondo Monetario Internacional (FMI) llegó a prever que la mayor economía de Sudamérica sufriría en 2020 una contracción del 9 %.

La economía brasileña puede comenzar a recuperarse en 2021, para cuando los economistas prevén un crecimiento del 3,45 %, porcentaje que se reducirá al 2,50 % en 2022, 2023 y 2024, según las proyecciones de los analistas del sector financiero divulgadas este lunes por el Banco Central.

Tales previsiones permitirán que la economía de Brasil, tras la pausa excepcional del 2020 provocada por la pandemia, retome la recuperación que había iniciado en 2017 tras sufrir en 2015 y 2016 una recesión histórica, con una caída del PIB de cerca de siete puntos porcentuales.

 

 

EFE

Loading...