Aragüeños celebran hoy la aparición de la santa patrona

Cada 26 de noviembre los aragüeños y en especial los habitantes de la población de San Mateo le rinden honor a la patrona del estado Aragua, Virgen de Belén, pero en esta oportunidad es un honor para los feligreses formar parte de los 311 años de la aparición de Nuestra Señora de Belén.

Loading...
Jesús Díaz, párroco de la Catedral de Maracay

En 1962, monseñor José Alí Lebrún Moratinos y monseñor Feliciano González, primer y segundo obispos de Maracay respectivamente, solicitaron la Coronación Canónica de la Imagen de la Virgen de Belén, acto celebrado el 31 de enero de 1965, todo gracias al desarrollo devocional creciente del pueblo de Aragua hacia la Virgen de Belén.

Es importante señalar que desde su aparición la Virgen de Belén ha sido nombrada patrona de Aragua, pero no fue sino hasta el año 2004, cuando la máxima autoridad del estado Aragua, era Didalco Bolívar, lo decretó así, además de nombrarla cuarto símbolo de la entidad. Dicha designación es efectuada debido a que en pocos sitios del país se ha registrado este acontecimiento religioso.

DEVOCIÓN EN ARAGUA

El padre Jesús Díaz, párroco de la Catedral de Maracay, manifestó que la solemnidad de nuestra Señora de Belén es hablar de años de devoción en el estado Aragua, “si a lo mejor en el momento presente se está haciendo un esfuerzo para dar a conocer la advocación de la Virgen, esta es una tradición que parte desde el año 1709”.

Mencionó que la población de San Mateo fue el lugar donde apareció la Virgen, “en medio de una sociedad colonial propia de la época, el protagonista es el indio Tomás José Purito, un hombre sencillo y propio de la época de una familia indígena y en medio de su faena empieza a cortar un árbol para obtener leña, y empieza a ver que se comienza a manifestar la imagen de la Virgen de Belén del tamaño de una moneda”.

El padre destacó que esta situación llamó la atención y es así como de la tierra brota la pequeña imagen, “es importante destacar que lo que ocurrió en San Mateo es una manifestación a diferencia de otros lugares donde ella se aparece, aquí quedó una reliquia, que es la imagen que nosotros veneramos, que es la que reposa en el Santuario en San Mateo”.

Díaz explicó que hablar de la Virgen implica varias cosas, destacada por ser patrona del estado Aragua, “hacia el año 1965 se realiza lo que es la coronación canónica de la Virgen de Belén desde allí toma fuerza esta devoción como parte de la entidad y al nivel civil hay un reconocimiento en el año 2004 cuando se le decreta como el cuarto símbolo de la entidad, lo que quiere decir que la imagen tiene doble significado”.

Resaltó que para los católicos es patrona de Aragua, “tiene una gran relevancia y nuestro obispo Enrique Parravano, una de las cosas que siempre ha querido hacer énfasis es darle mucha fuerza a la devoción a la Virgen y así las nuevas generaciones puedan conocer a nuestra Patrona”.

La autoridad eclesiástica indicó que para los aragüeños es necesario tener un poco más de identidad hacia la imagen, “este es un trabajo que también está realizando actualmente el padre Ángel Fernández, quien es el actual párroco de San Mateo y rector del santuario, quien en este nuevo tiempo está haciendo un trabajo de restauración del Santuario, con la finalidad de potenciar más esta devoción y que sea más conocida en la entidad”.

Asimismo, destacó que la Virgen de Belén para el estado Aragua debe tener el mismo significado que en el Zulia tiene La Chinita y en Barquisimeto la Divina Pastora, “nos debemos sentir identificado con nuestra señora de Belén”.

Entre las actividades, el Padre mencionó que aunque están limitados por el tema de la pandemia se ha hecho una caravana previa con la antorcha y la imagen, el cual se inicia la novena con la Virgen, “este jueves 26 se tiene planificado una misa solemne con el obispo en el Santuario en San Mateo, y dentro de la solemnidad se van a celebrar los 400 años de San Mateo, siendo dos ocasiones especiales y dentro de la eucaristía un seminarista va a recibir los pasos previos a la sacerdotal”.

MÓNICA GOITIA | elsiglo

Loading...