Manifestaciones en Uganda dejan 16 muertos y 65 heridos

La Policía de Uganda confirmó este jueves 16 manifestantes muertos, 65 heridos y más de 350 detenidos en las protestas que continuaron hoy por segundo día consecutivo en varios puntos del país, tras el arresto ayer del cantante y líder opositor Bobi Wine.

Loading...
Foto: Referencial

Esta mañana, el portavoz de la Policía, Fred Enanga, ya había anunciado ante los medios siete muertos en brotes de violencia contra las Fuerzas del Orden y al menos 45 heridos; según datos oficiales.

“Wine está detenido en la comisaría de Policía de Nalufenya (este). Las autoridades no le han permitido hablar con sus abogados ni con sus familiares. Tampoco sabemos nada sobre su estado de salud”, dijo hoy el responsable de prensa del partido de Wine, la Plataforma de Unidad Nacional (NUP), Richard Kalema.

Las manifestaciones irrumpieron en varias ciudades ugandesas desde ayer por la tarde, después de la detención de Robert Kyangulanyi, más conocido por su nombre artístico Bobi Wine, y quien competirá contra Yoweri Museveni, de 76 años y presidente de Uganda desde 1986, en las elecciones generales del próximo enero.

Leer más: Guterres insta a la UE a seguir liderando la acción climática

Las autoridades de Uganda acusan al líder opositor de infringir las restricciones impuestas durante la campaña electoral para impedir la propagación de la pandemia de covid-19, permitiendo a sus simpatizantes congregarse a su alrededor.

Wine, de 38 años, “podría enfrentarse a cargos de conducta negligente, incitación a la violencia y celebración de mítines no autorizados”, según un comunicado oficial de la Policía de ayer.

A pesar de una enorme presencia militar y policial tanto en la capital como en otras ciudades de Uganda -y del uso de gas lacrimógeno, balas de goma y munición real por las Fuerzas de Seguridad- centenares de personas siguen protestando en las calles, donde han incendiado barricadas para cortar el tráfico.

En el centro de Kampala, los manifestantes aseguraron que no protestaban solamente por la liberación de Wine, sino por su hastío hacia el régimen de Museveni, en el poder desde hace más de tres décadas.

Tanto la Embajada de Estados Unidos en Uganda como el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, lamentaron hoy vía Twitter las muerte de manifestantes, y pidieron “la renuncia de la violencia” y el “respeto de los derechos democráticos”.

Uganda celebrará elecciones generales el 14 de enero, fecha en la que el presidente Museveni y Wine se enfrentarán en las urnas.

Mientras Museveni mantiene su prestigio en algunas regiones rurales, donde muchos ugandeses lo identifican como el único líder capaz de mantener la paz en un país con un pasado convulso, Wine es una figura popular en las ciudades.

El cantante, que creció en una barriada de la capital ugandesa, usa discursos transgresores para convertir la frustración de los más pobres en votos, y no duda en calificar al presidente como un “dictador”.

Loading...