Stick se apunta a la lista de bicampeones en Red Bull Perú

Stick consiguió el bicampeonato de Red Bull Batalla de los Gallos Perú tras vencer en la final a Skill y representará a su país por segunda ocasión en la Final Internacional de República Dominicana el próximo 12 de diciembre.

Loading...
Foto: Archivo

Jordy Stick Renteria Reyes, más conocido como Stick, levantó de nuevo el título de Red Bull tras derrotar a Skill en la final y reeditó su triunfo de 2013 como mejor improvisador de Perú.

Así, Stick será el representante peruano en la próxima Final Internacional junto a los ya clasificados Bnet, Valles-T, Minos, Acertijo, Shield Máster, Rapder, SNK, Éxodo Lirical, Yartzi, Skone y Elevn, a la espera de que Aczino confirme su asistencia de forma definitiva.

“Voy a dar lo mejor de mí en República Dominicana. Para eso me esfuerzo. Me dijeron que no podría hacerlo, pero yo con voluntad me mantenía callado. Las cosas se demuestran en la cancha”, dijo sobre la cita del próximo mes de diciembre.

A sus 24 años, Stick será de nuevo la cara del ‘freestyle’ peruano en la cita mundial después de doblegar a Skill, uno de los abanderados de la nueva escuela inca, en una intensa final que le sirvió para volver a escribir su nombre junto al de otros campeones de Perú como Rapper One, D Negro, 3 Segundos, Hampper, Carlitos, Jota, Choque, Jaze o Litzen.

“No venía (al evento) presionado. Si ganaba un amigo mío me iba a poner contento y como todos son mis amigos, ganara quien ganara, iba a estar feliz”, declaró Stick tras el enfrentamiento, todavía emocionado sobre el ‘cypher’.

El triunfo del luriganchino eleva su estatus a la misma altura que el del legendario Jota, campeón nacional en 2015 y 2016, y se incorpora a la lista de bicampeones que han revalidado sus títulos este año, como SNK, Skone, Elevn, Yartzi o Rapder.

Precisamente, Jota fue la última prueba que tuvo que superar Stick antes de alcanzar la gran final, después de batir a Xplain en octavos y a Xilo en cuartos de final.

El de Pacanga regresó a Red Bull como uno de los favoritos para agrandar aún más su leyenda, años después de su última aparición en la competición, durante la Final Internacional de México de 2017, en la que cayó ante Skone en octavos. El malagueño también privó a Jota de tocar el cielo un año antes en Lima al relegarle al segundo puesto en la cita mundial.

Considerado uno de los máximos exponentes peruanos, Jota tenía ante sí la posibilidad de alcanzar su tercer título e igualar la proeza del mexicano Aczino, que se mantiene como el único batallero capaz de alzarse tres veces en su país –2014, 2015 y 2017, además de una cuarta que consiguió en Colombia en 2012–.

Tras su derrota en semifinales, Jota tampoco pudo entrar en el podio al caer en la lucha por el tercer puesto ante Ramset. El vencedor de la medalla de bronce pasó a formar parte de la lista de participantes a última hora, como sustituto de Jaze. El campeón nacional de 2018, que partía como un claro aspirante a coronarse de nuevo, comunicó su decisión de no participar por motivos personales pocas horas antes del evento.

De esta forma, Ramset aseguró su presencia en la edición del próximo año, para la que también tendrán una plaza de acceso directo Stick y Skill, en condición de campeón y subcampeón.

Skill, a pesar de sus 18 años de edad, volvió a escribir su nombre junto al de los mejores ‘freestylers’ del país y mejoró sus prestaciones de la pasada campaña, en la que quedó tercero, pero, una vez más, se quedó a las puertas del título.

El camino del joven limeño hasta la final comenzó con buen pie al imponerse en una de las mejores batallas de octavos de final a Litzen, campeón de la última edición y representante inca en la cita de Madrid.

Así, la actuación del finalista contrasta con el fin de la racha de Litzen en la competición, pues se mantenía invicto desde que hiciera su primera aparición en las rondas clasificatorias del año pasado y perdió en la primera ronda a pesar de su condición de favorito.

EFE

Loading...