Diócesis de Maracay publicó normativa de bioseguridad

Una vez anunciada la reapertura de los templos religiosos, el monseñor Enrique Parravano envió un comunicado por medio de la Diócesis de Maracay indicando las medidas de bioseguridad que se tomarán, esto con la finalidad de evitar la propagación del virus del Covid-19.

Loading...

“En vista del reinicio de las celebraciones litúrgicas dentro de los templos, bajo las medidas de bioseguridad, resguardando la vida y la salud espiritual de todos, presenta las siguientes indicaciones a tener presente en cada una de nuestras parroquias y vicarías”, indicó el monseñor en el comunicado.

Señaló que la apertura de los templos inició con una primera fase la cual consiste de las automisas, y además de la reactivación de los despachos parroquiales esto sólo para anotar intenciones de misa, solicitar documentos parroquiales, inscripción de bautizos y la celebración de los bautizos individuales donde solo se permiten seis personas como máximo.

De igual forma, destaca que ahora se da inicio a una segunda fase la cual consiste en las misas con fieles, los días martes y jueves en horas de la mañana, la cual se aplicará a partir del jueves 05 de noviembre de 2020.

Por último, el obispo de Maracay monseñor Parravano recalcó que para el 1 de diciembre ofrecerán un nuevo comunicado para la implementación de la tercera fase, agradeciendo a los hermanos sacerdotes, diáconos y vicarias el fiel cumplimiento de éstas indicaciones.

NORMAS PARA BAUTIZOS Y EUCARISTÍAS:

* Uso obligatorio de tapabocas.
* Uso de antibacterial o alcohol.
* Distanciamiento físico (1,5 metros).
* Lavado obligatorio de manos de los sacerdotes y ministros.
* Aforo máximo 40% (Indicar en la parte de afuera del templo la cantidad de personas)
* Equipo de hospitalidad y atención a los fieles.
* Marcar los asientos para indicar los lugares a ocupar.
* Llevar la comunión a los fieles hasta sus respectivos asientos. Los fieles deben recibir la comunión en la mano.
* Mantener puertas y ventanas abiertas.
* Se debe evitar ingresar al templo con bolsos y bolsas de compra.
* No permitir el acceso de personas con síntomas de gripe.
* Omitir el saludo de la paz.
* No mantener agua bendita en las piletas y no tocar las sagradas imágenes.
* Realizar la colecta al finalizar la misa, disponiendo una cesta para tal fin.
* Debemos continuar con las misas sin fieles el resto de los días y transmitirlas, en la medida de sus posibilidades, por las redes sociales.

MÓNICA GOITIA | elsiglo

Loading...