Estatua del histórico antiesclavista Frederick Douglass es derribada en EEUU

Una estatua de Frederick Douglass, uno de los principales líderes el movimiento abolicionista en Estados Unidos en el siglo XIX, fue derribada este domingo en la ciudad de Rochester (Nueva York), precisamente en el aniversario de uno de sus más famosos discursos contra la esclavitud.

Loading...

Estatua

Según informaron medios locales, la estatua fue arrancada de su pedestal y abandonada con varios daños a unos 50 pies (15 metros) del lugar donde estaba instalada.

Por ahora, la Policía está investigando el suceso y no se ha dado a conocer ninguna indicación sobre quién atacó el monumento o de sus motivaciones.

Sin embargo, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha querido ya apuntar a los manifestantes que en las últimas semanas han dañado o derribado, entre otras, estatuas de líderes confederados -defensores de la esclavitud durante la Guerra de Secesión- o de figuras de la colonización de América como Cristóbal Colón.

“¡Esto muestra que estos anarquistas no tienen límites!” señaló Trump a través de Twitter este lunes, compartiendo una noticia sobre el suceso del medio de extrema derecha Breitbart News.

Mientras, otros han apuntado a la posibilidad de que el destrozo haya sido en respuesta a los ataques contra esas otras estatuas.

“¿Es esto algún tipo de represalia por la fiebre nacional que hay sobre los monumentos confederados?”, se preguntó en declaraciones al canal WROC Carvin Eison, el líder del proyecto que instaló ese y otros monumentos de Douglass en Rochester.

En 2018, dos jóvenes blancos se declararon culpables de haber vandalizado otra estatua del histórico activista en Rochester, asegurando que lo hicieron cuando estaban bajo los efectos del alcohol y sin motivo ideológico.

Douglass, que escapó de la esclavitud, se convirtió a mediados del siglo XIX en uno de los principales líderes del movimiento abolicionista en Estados Unidos.

Uno de sus discursos más recordados lo pronunció en Rochester el 5 de julio de 1852, con un mensaje en el que denunció la hipocresía de celebrar el 4 de julio, la fiesta nacional estadounidense, como un día de libertad cuando muchos afroamericanos seguían esclavizados.

Mientras, durante el fin de semana fueron atacados otros monumentos de figuras históricas, incluida una nueva estatua de Colón, que fue decapitada en la localidad de Waterbury, en el estado de Connecticut.

EFE

Loading...