Niña de Medellín vende dibujos para comprar ordenador y estudiar desde casa

La ilusión por estudiar y ayudar a su familia llevó a Alisson, una niña de ocho años de Medellín, a poner a la venta sus dibujos para comprar un ordenador con el que asistir desde casa a las clases virtuales que ha implementado su escuela durante la cuarentena por el coronavirus.

Loading...

Medellín

Gracias al éxito de su iniciativa, Alisson consiguió comprar el ordenador hace unos días y ahora busca con la venta poder unir a la familia bajo un mismo techo porque hace cuatro meses un cortocircuito incendió su casa y perdieron todo lo que tenían, incluido a su perro, que murió en el hecho.

La madre de la menor, Angie Góez, contó a Efe que todo empezó cuando Alisson le propuso vender sus dibujos y ella los anunció en un grupo de mamás emprendedoras en Facebook.

“Al principio me causó mucha risa cuando me dijo ‘voy a vender mis dibujos para que nos den dinero y así podamos comprar una tablet, un celular o un ordenador para que yo y mis tres hermanos podamos estudiar o leer'”, agregó Góez.

La mujer impulsó la propuesta de la pequeña y hasta ahora ha conseguido vender veinte dibujos y crear una gran ola de solidaridad y cariño en Colombia, que cerró las escuelas el 16 de marzo y desde entonces recomendó las clases virtuales, lo que ha afectado a las familias más empobrecidas.

Góez envió a Efe una fotografía en la que se ve a Alisson sonriente con un pincel en la mano y el dibujo de un desierto y un camello dedicado “a Jorge, su esposa y sus dos hijos”, un encargo de una familia colombiana desde Arabia Saudí.

La madre explicó que “Alisson está muy feliz” pero que todavía no han podido asimilar la fama sobrevenida con su iniciativa porque ni siquiera cuando la casa se quemó tuvieron “tanta atención”.

En ese momento debieron irse a vivir a las casas de sus familiares e ir rotándose, mientras Alisson se quedó en la fundación de niñas en la que estudiaba hasta que llegó la cuarentena.

Con el éxito de la campaña Alisson ha hecho realidad uno de los objetivos de la larga lista de sueños que tiene en mente: “ella quiere ser Youtuber, bailarina, cantante, artista” explicó su madre.

Góez señaló que su situación económica es muy irregular porque está desempleada, es madre soltera a cargo de sus cuatro hijos y estudiante. Además, “la cuarentena lo ha complicado todo”.

Por eso, aseguró que para su familia “ha sido una alegría muy grande tener esta oportunidad con Alisson porque también es por ella” ya que “uno como mamá quiere que los niños sean felices, estén tranquilos y nunca les falte nada”.

Las ganas de crear de Alisson siguen adelante, ahora con otra idea, la de coser unos tapabocas de tela para que los niños los pinten con su imaginación. “Lo vamos a hacer despacio, pero es una niña demasiado emprendedora”, agregó Góez.

EFE

Loading...