CINCO curiosidades de la naturaleza que te sorprenderán

170

El mundo animal y la ciencia dejan datos como que los astronautas no pueden eructar en el Espacio

 

 

 

 

 

 

 

La naturaleza nos deja una serie de datos que nos sorprenden por su curiosidad. La fuerza de la gravedad o las necesidades fisiológicas de algunos seres vivos nos ofrecen datos realmente curiosos. Algunos de ellos son archiconocidos pero otros quedan ocultos y al salir a la luz no pasan desapercibidos para nadie.

A continuación, detallamos 5 de estas curiosidades que seguro no te dejarán indiferente:

1. ¿Sabes quién es el animal que más duerme? El koala duerme 22 horas al día y esto lo convierte en el animal que más horas duerme al día de promedio. Esto supone dos horas más de lo que duerme el oso perezoso. En el lado contrario, está la jirafa que es el animal que menos horas duerme al día de media. La jirafa duerme apenas dos horas diarias y, muchas veces, ni siquiera seguidas sino a ratos.

2. Los camellos pueden estar hasta 17 días sin beber agua. La resistencia de estos animales es la mayor en la fauna animal. El calor extremo no es un impedimento para la resistencia de la jirafa. Esto es posible a la amplia capacidad de reserva que la jirafa posee. Estos animales guardan grandes cantidades de agua dentro de su organismo para hacer frente a las jornadas de altas temperaturas sin posibilidad de beber agua a las que se enfrentan en el desierto.

3. Los astronautas no pueden eructar cuando se encuentran dentro de una misión espacial. El hecho de no poder eructar en el Espacio responde a la falta de gravedad. Los astronautas no pueden eructar porque la ingravidez no permite la separación de fluidos que están en su interior. En concreto, la falta de gravedad no permite la separación de líquido y gas en el estómago y esto hace que el eructo no sea posible. Para eructar, el ser humano, necesita expulsar gases y al estar estos gases mezclados el eructo resulta imposible.

4. La descarga eléctrica que produce una anguila supera los 600 voltios. Las anguilas eléctricas acumulan gran cantidad de electricidad y se convierten en auténticas fuentes de energía.

5. Una persona te transmite más gérmenes cuando te da la mano que cuando te besa. En el gesto de dar la mano se transmiten más gérmenes ya que las manos acumulan más bacterias. Las manos están continuamente tocando cosas y, por tanto, en contacto permanente con gérmenes. Por el contrario, al dar un beso lo que transmitimos es saliva. La saliva es un fluido anticonceptivo y que protege a la boca de bacterias.

Elsiglo

Loading...