Los influencers y cómo se ha ido desarrollando su figura en el marketing digital

88

A partir del 2009, la figura del influencer revolucionó el mundo de la publicidad digital. Al llegar en un momento en el que las marcas perdían credibilidad, estas figuras lograron captar el interés de sus seguidores a través de contenidos que compartían en redes sociales, contando sus experiencias y recomendaciones sobre ropa, viajes, comida, etc. Poco a poco, los influencers se fueron convirtiendo en protagonistas de todo tipo de campañas.

Loading...

La imagen del influencer, en un principio, se proyectaba como el de una persona normal que compartía momentos de su vida en redes sociales, a través de los que lograba conectar con sus seguidores. Al momento de realizar reseñas de diversos temas, los influencers obtenían buena recepción, debido a que las personas los consideraban reales y sinceros. Un estudio reciente de Collective Bias detectó que el 70 % de las decisiones de compra de los consumidores se basa en recomendaciones de personas que consideran sus iguales. Esa fue la base de la aceptación de estas figuras, hasta el punto de que las marcas comenzaron a ver un área de oportunidad en ellas.

“De acuerdo con un reporte de eMarketer, el 71% de profesionales considera que el influencer marketing puede ayudar a crear mayor conciencia de marca. Además, el 67% de los especialistas en marketing cree que les ayuda a llegar a públicos más específicos”, apunta Merca 2.0. Hoy en día, muchas de las compañías compiten para conseguir que alguna de estas figuras sea la imagen de sus marcas. Sin embargo, parece que los influencers han perdido, precisamente, influencia. ¿Por qué?

Transparencia y confianza

Para los usuarios, la transparencia y la confianza continúan siendo elementos clave en el momento de elegir una marca. El hecho de que haya una proliferación de influencers que aceptan, abiertamente, promocionar una marca por dinero ha generado que pierdan la confianza de los usuarios. Un estudio realizado por Datum reveló que las recomendaciones que hacen los influencers sobre marcas y productos ya no tienen el gran impacto de antes sobre la decisión de los consumidores: al menos el 61% de sus seguidores no las toman en cuenta y, dentro de ese porcentaje, el 32% ni si quiera las considera.

Pese a esto, el marketing de influencers sigue siendo una de las herramientas predilectas de las marcas. Pero la estrategia evoluciona: ahora son los microinfluencers (aquellos que tienen menos de 100k seguidores) los perfiles que despuntan. Son personas que se dirigen a nichos más pequeños y especializados, por lo que su engagement es mayor. Sus seguidores confían más en ellos porque saben que son personas que tienen experiencia en el tema en el que se desenvuelven y aún no se consideran celebridades “vendidas” a las marcas.

Las empresas deben valorar sus opciones y realizar un correcto trabajo de investigación antes de seleccionar a un influencer para que sea la imagen de su marca. Es importante que tomen en cuenta a aquellas personas que tengan valores y compromisos compartidos con sus seguidores y que, a su vez, estos se ajusten a los de la empresa. La congruencia es necesaria para que la marca se gane la confianza de los consumidores.

Loading...