Un venezolano es el encargado de organizar actividades de los nuncios de todo el mundo

El tercer hombre más influyente de la Iglesia católica romana será a partir de este lunes 15 de octubre un religioso políglota, con 25 años de experiencia diplomática y nuncio en naciones de Asia y África. Y es venezolano.

Loading...

también te puede interesar: EEUU declara “desastre mayor” en el estado de Georgia por huracán Michael

imagen referencial

El papa Francisco nombró en agosto a monseñor Edgar Peña Parra como sustituto para asuntos generales de la Secretaría de Estado del Vaticano. Es el cargo más importante en el Vaticano luego del propio pontificado y la cancillería, liderada desde 2013 por el italiano Pietro Parolín, exnuncio en Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez.

Peña tiene 58 años y reemplazará al italiano Angelo Becciu, nuevo cardenal. Es el segundo latinoamericano en ocupar un puesto similar al de ministro del Interior.

 

Por mérito y por ser venezolano

 

El arzobispo venezolano será el responsable de la agenda diaria del papa y gestionará los asuntos de política interior de la Santa Sede. Es el colofón de una carrera diplomática de ascenso vertiginoso.

Según la estructura del gobierno vaticano, organizará las actividades de los nuncios de todo el mundo y gerenciará las labores de la curia romana, así como sus nombramientos.

También será responsable del sello papal y del anillo del pescador, signos de la identidad del sumo pontífice. Se ocupará de las inquietudes de las embajadas de la Iglesia y publicará las comunicaciones oficiales.

Criado en el barrio popular El Saladillo en Maracaibo, la capital petrolera de Venezuela, Peña Parra no estaba incluido en las quinielas eclesiásticas para ser el número 3 del Vaticano.

El que el papa Francisco lo escogiera como miembro de su círculo de extrema confianza responde a dos razones primordiales, opinan analistas y miembros de la curia consultados por BBC Mundo.

La curia describe a monseñor Peña Parra como un hombre inteligente, de trato amable y sensible a las causas de los pobres.

La primera es su currículo: es licenciado en Filosofía y Teología, doctor en Derecho Canónico y especialista en Derecho Internacional de la Pontificia Universidad Gregoriana; habla español, inglés, francés, portugués, serbocroata, italiano, latín; y ha ejercido con éxito como nuncio apostólico en Pakistán y Mozambique

La segunda es simple: su gentilicio.

 

El Nacional

Loading...