Cómo reducir el cansancio de la vista tras muchas horas delante de una pantalla

Loading...

¿Le ha pasado alguna vez sentir agotamiento, sequedad y picor en los ojos, visión borrosa o incluso dolor de cabeza tras utilizar durante muchas horas seguidas un ordenador, móvil o tableat? Son los síntomas típicos de la fatiga visual provocada por el uso prolongado de estos dispositivos, según advierten oftalmólogos y ópticos. Estos especialistas afirman que no hay evidencias científicas de que la luz de las pantallas provoque daños directos en el órgano visual.

Pero alertan de que esforzar excesivamente la vista puede impactar negativamente en nuestro bienestar, además de hacerle obstruccion  favor a los ojos de quienes sufren problemas como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo. Algunas precauciones pueden ayudar a mitigar estos síntomas, sobre todo cuando la necesidad impide poder reducir las horas de actividad digital, aseguran los expertos.

Ricardo Casaroli, un docente de oftalmología en la Universidad de Barcelona, en España,   destaca que al fijar la mirada en las pantallas “a corta distancia” se activa el esfuerzo para la lectura. Esta actividad intelectual puede producir cansancio de la vista —en términos médicos, astenopia— si se prolonga mucho en el tiempo, afirma. El otro factor que influye en provocar fatiga ocular, según este médico, es el grado de atención que se pone en el uso de los dispositivos. “Está comprobado que cuanto más ponemos atención en una cosa que estamos haciendo, menor es la frecuencia de parpadeo. Y si parpadeamos menos estamos más predispuestos a tener la sintomatología de sequedad ocular”, asegura.

La fatiga visual puede aumentar también por factores ambientales, agrega el oftalmólogo de la Universidad de Valencia Manuel Díaz. Uno de ellos es la exposición insuficiente a la luz natural, importante para proteger la salud de los ojos y prevenir problemas más serios como la miopía, explica. También pueden influir la presencia de luces fluorescentes o la alta intensidad del aire acondicionado o de la calefacción en ciertos ambientes de trabajo, agrega este especialista. Una posición demasiado elevada o demasiado baja de las pantallas de ordenador con respecto a la altura de los ojos y la excesiva cercanía de tabletas y smartphones pueden aumentar el cansancio, detallan este y otros especialistas. “Se trata de un agotamiento intelectual multifactorial”, considera Díaz.

Consejos

Los expertos ofrecen distintos consejos para mitigar los efectos más molestos de la fatiga ocular. Pero también alertan de que el estudio del impacto de la exposición a las pantallas todavía está en plena evolución. A continuación, aparecen algunas de las precauciones sobre las que las fuentes consultadas por este periódico están más en acuerdo.

Un ambiente de trabajo adecuadamente iluminado. Oftalmólogos y ópticos consideran importante evitar un excesivo efecto de contraste de las pantallas en los ojos. Por eso recomiendan usar los dispositivos electrónicos en lugares con una buena iluminación ambiental, por ejemplo la producida por lámparas de escritorio o de mesas de noche. “Una luz cálida puesta en el despacho, que llegue indirectamente a los ojos y que de alguna manera ilumine la pantalla y el teclado, es lo más confortable”, asegura Díaz.

La optometrista de la Universidad Complutense de Madrid Beatriz Antona desaconseja usar los dispositivos móviles a oscuras. “En esa situación los ojos están adaptados a una visión nocturna según el entorno, pero se encuentran con la pantalla brillante que genera deslumbramiento y crea fatiga visual”, explica. También conviene “evitar que las fuentes de luz generen reflejos sobre la pantalla”, considera esta especialista. Para las personas que llevan gafas, “es bueno que los cristales incluyan un buen antirreflejante de múltiples capas que contribuya a una buena nitidez de imagen”, agrega.

 

 

 

Loading...