Trump está molesto pues lo grabaron sin su conocimiento

Un día después de darse a conocer una polémica grabación, Trump está molesto pues lo grabaron sin su conocimiento.

Donald Trump calificó este sábado como “totalmente inédito” y “quizás ilegal” haber sido grabado sin su consentimiento por su exabogado Michael Cohen mientras ambos discutían la posibilidad de comprar el silencio de una exmodelo de Playboy con la que el presidente estadounidense habría tenido una relación.

La grabación, hecha dos meses antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2016, fue hallada por el FBI en el estudio de Cohen, quien en ese momento actuaba como uno de los abogados de Trump, indicó el viernes el diario The New York Times.

Trump está molesto pues lo grabaron sin su conocimiento
La modelo Playboy que puso en aprietos a Trump

Trump está molesto pues lo grabaron sin su conocimiento

En un tuit, Trump consideró “inconcebible que el gobierno penetrara en la oficina de un abogado (temprano en la mañana), casi inédito”.

Acto seguido arremetió contra su exabogado: “Es aún más inconcebible que un abogado grabe a un cliente, totalmente inédito y quizás ilegal”.

La discusión en la grabación giraba en torno a Karen McDougal, exmodelo de la revista Playboy, quien afirma haber tenido una “relación romántica de diez meses” con Trump iniciada en 2006, poco después del nacimiento del último hijo del ahora mandatario.

LA POLÉMIA EXCLUSIVA

Según el New York Times, Michael Cohen habría sido consultado por el empresario de medios David Pecker sobre el testimonio de McDougal.

El tabloide National Enquirer, buque insignia del grupo de Pecker, había de hecho aceptado comprar la exclusividad de esa confesión por 150.000 dólares.

Según varios medios, Cohen y Trump mencionan la posibilidad de comprar ellos mismos esos derechos. Trump parece abierto a esa posibilidad y le pregunta a su abogado sobre la forma del pago. La grabación se interrumpe antes del fin de la conversación.

El pago nunca se realizó. La revista The New Yorker afirmó, según fuentes anónimas, que Pecker y National Enquirer habían optado por no publicar el testimonio de Karen McDougal para proteger a Donald Trump, amigo de David Pecker, lo que los interesados niegan.

AFP

Loading...