Situaciones incómodas que puedes vivir al hacer el amor

Hacer el amor puede llegar a ser uno de los momentos más especiales que vivas con tu pareja a lo largo de la relación, sobre todo la primera vez que lo haces.

Como en todo, no siempre puede salir tan bien como uno se espera y es normal que se cometan errores o que algo inesperado pueda llegar a pasar durante el sexo.

Descubre cinco de estas situaciones incómodas que pueden sucederte cuando estés haciendo el amor y cómo poder salir airoso o airosa de ellas sin tener que preocuparte demasiado, porque, al fin y al cabo, todos somos humanos y pueden sucederle a cualquiera.

1 El gatillazo

En la actualidad puede que cada vez más esté más normalizado el hecho de que se produzca un gatillazo.

Muchos hombres puede que lo hayan vivido antes y algunos incluso no se sientan demasiado frustrados ya cuando les sucede. Normalmente, el gatillazo puede estar producido por una gran exposición a estrés, nervios, cansancio o falta de excitación.

Probablemente las parejas del hombre que han tenido el gatillazo puedan llegar a creer que es porque no se sienten lo suficientemente atraídos por ellas que les está sucediendo, pero, sin embargo, puede que sea por otro de los motivos comentados anteriormente.

Lo mejor será que hablen del gatillazo con normalidad y que este no suponga un gran problema en sus relaciones sexuales. Podrá conseguir el hombre el placer de su pareja, si lo desea, de otras maneras diferentes y podrán seguir disfrutando de hacer el amor en otra ocasión.

2 Que uno de los dos no alcance el placer durante el sexo

Es probable que en ocasiones al hacer el amor ambos no consigan llegar a obtener el placer que deseaban.

Es importante comunicarse con su pareja en el caso de que esto suceda en repetidas ocasiones.

Durante las relaciones sexuales ambos deberían poder disfrutar de las mismas tanto como quisiesen, por lo que llegar al placer (aunque sea de manera distinta a la habitual), hará que ambos se sientan a gusto en la relación y que disfruten al máximo de sus relaciones sexuales.

3 Problemas con la protección

Una de las situaciones incómodas que puedes vivir al hacer el amor es que no tengas protección a mano en el momento más importante. Es decir, que si no cuentan con un preservativo momentos antes de hacer el amor quizás será mejor que vayas a buscar uno, antes de hacerlo. No solamente por el riesgo de embarazo, que será mucho mayor, sino también por las enfermedades de transmisión sexual que pueden llegar a ser muy peligrosas.

Por otro lado, puede que sí que tengas protección, pero que llegue a romperse el preservativo.

Esta situación puede llegar a asustar mucho tras hacer el amor, pero en cuanto hayas terminado las relaciones sexuales y te hayas dado cuenta del problema debes ir a un centro de planificación familiar lo antes posible y buscar la pastilla del día después para evitar el embarazo, si es que no lo deseas.

4 Falta de intimidad

Aunque a algunas no les da miedo que les pillen teniendo relaciones sexuales, a la mayoría no les gusta ser descubiertos.

Por eso, si tienes dudas de que haya probabilidades de que alguien pueda entrar en la habitación donde se encontran o no es un lugar totalmente privado, lo mejor será no exponerse a ese riesgo y buscar un lugar donde puedan tener relaciones sexuales con tranquilidad y sin miedo a ser descubiertos, de este modo podrás disfrutar más de las mismas y encontrar el placer.

5 No estar a gusto durante las relaciones sexuales

Hacer el amor debe ser un acto durante el cual te sientas a gusto con la persona con quien lo haces y el lugar en el cual te encuentres. Por eso, es esencial que estés siempre cómodo o cómoda.

Si crees que no vas a encontrar el placer o no te sientes a gusto en alguno de los momentos durante el sexo, es esencial que se lo hagas saber a tu pareja y que no aceptes lo que no te apetezca hacer.

De este modo podrás evitar situaciones incómodas al hacer el amor y disfrutar del sexo de forma completa.

Fuente: BekiaPareja

elsiglocomve elsiglotv

Loading...