La venezolana Yulimar Rojas salta por sus sueños

Con 22 años de edad y 1,92 metros de altura, Yulimar Rojas es un ejemplo de que los venezolanos son aguerridos, nunca se dan por vencido, son resilentes y dejan el corazón en todo lo que hacen, inspirando a sí a un país a ser mejor cada día y a luchar.
Imagen referencial

En 2016, Yulimar irrumpió en el orbe mundial al ganar la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en salto triple, lo que significó uno de los tres metales que se trajo Venezuela de la máxima cita del deporte del planeta, junto con los bronces de Stefany Hernández (BMX) y Yoel Finol (boxeo).

Esa actuación le valió ser considerada como la Atleta del Año, por el Círculo de Periodistas Deportivos de Venezuela hace un año, lo que hacía del 2017 todo un reto para la carrera profesional de la joven y así fue.

Su logro más rutilante en el año que está por culminar en cinco días fue el título conseguido en el Mundial de Atletismo de Londres, con un salto de 14,91 metros para obtener el primer lugar y así darle el primer oro al país en dicha disciplina.

Además la temporada 2017 estuvo llena de premios como la Mejor Atleta Femenina de América por la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales, la de Mejor Atleta Revelación del Año por la Federación Internacional de Atletismo, el reconocimiento de la orden Flor Isava como Atleta del Año del Comité Olímpico Venezolano, el CPD al volvió a nombrar Atleta del Año e igual reconocimiento le dio la prensa de América.

En su mensaje de Navidad, a través de su instagram personal, ella colocó un mensaje para todos: “nunca te rindas por tus sueños, no desistas, no te rindas y nunca permitas que destruyan tus deseos y objetivos, aférrate a ellos y llegarás muy lejos”.

Rojas es inspiradora, una mujer valiente que se atrevió a saltar por sus sueños hasta conquistarlos y que seguirá su desarrollo como atleta en la Liga de Diamante 2018, buscando mejorar de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“Siempre quise ser un ejemplo a seguir. Esto me motiva a ser mejor cada día, que los jóvenes entiendan y vean que los sueños se hacen realidad, solo se debe trabajar por ello con fe, mente y siempre con el corazón”, concluyó.

Fuente: Meridiano

Loading...