Macron convoca elecciones legislativas ante el triunfo aplastante de la ultraderecha

En una decisión inédita en la historia de la V República francesa, el presidente francés, Emmanuel Macron, convoca elecciones por lo que hizo una lectura nacional de los comicios europeos y tomó dicha decisión de hacer u llamado elecciones legislativas anticipadas por el aplastante triunfo de la ultraderecha de Marine Le Pen.

«No podría seguir, al término de esta jornada, mirando hacia otro lado (…) decidí devolver la palabra de nuestro futuro parlamentario a través del voto», dijo con gesto serio el presidente galo, en una alocución televisada decidida cuando los sondeos a pie de urna daban algo más del 30% a la lista de Le Pen, la mitad que a la de Macron (15%), seguida muy de cerca por el Partido Socialista (14%), por lo que Macron convoca elecciones.
«La subida de los nacionalistas, de los demagogos, es un peligro para nuestra nación, pero también para nuestra Europa y para el lugar de Francia en Europa y en el mundo», advirtió Macron.
Los franceses regresarán así a las urnas el 30 de junio, en primera vuelta, y el 7 de julio, en la segunda, para escoger los 577 diputados de la Asamblea Nacional francesa, actualmente con una mayoría relativa de Macron y sus aliados y con la ultraderecha de Agrupación Nacional (RN, en francés) como principal fuerza opositora.
Una hipotética victoria del RN podría condicionar la elección del primer ministro, actualmente el macronista Gabriel Attal, y podría forzar a Macron a cohabitar con un Gobierno de distinto color político al suyo. El mandato de Macron concluye en 2027.
Según fuentes del Elíseo, la decisión de Macron muestra «audacia» para intentar «superar» la situación creada. «Nunca hay que tener miedo del pueblo francés», añadieron.

Segunda vuelta

La segunda vuelta de las elecciones tendrá lugar menos de tres semanas antes del inicio de los Juegos Olímpicos de París (26 de julio), pero las fuentes aseguraron que ese evento «no se verá afectado» sea cual sea el resultado de los comicios, ya que todo está listo tras «una preparación minuciosa».
Las nuevas elecciones llegarán sólo dos años después de las de junio de 2022, en las que el macronista Renacimiento perdió la mayoría absoluta que había tenido en la legislatura 2017-22, lo que ha generado problemas al Gobierno a la hora de buscar socios parlamentarios para aprobar sus reformas.
Por ejemplo, la muy discutida reforma de las pensiones se aprobó el año pasado sin votación en la Asamblea Nacional.
Para Marine Le Pen, los resultados del RN, con Jordan Bardella como cabeza de lista, son los mejores de un partido en Francia en unas europeas en los últimos 40 años y demuestran que ya son «la gran fuerza de la alternancia en Francia».

También te puede interesar: Trump reformará el sistema judicial de EEUU porque «está corrompido»

«Estamos listos para asumir el poder si los franceses nos dan su confianza», aseguró Le Pen, candidata a las presidenciales de 2012, 2017 y 2022, estas dos últimas con derrotas en la segunda vuelta frente a Macron.
En una jornada con una tasa de participación estimada del 52,5%, la más alta en 20 años, otras candidaturas con representación europea fueron la del izquierdista La Francia Insumisa (LFI), con entre el 8,1% y 8,7%; la derecha conservadora de Los Republicanos (7,2%); y el ultranacionalista Reconquista (en torno al 5,5%).
Ifop también incluye a los ecologistas franceses con representación en la Eurocámara (5,3%), mientras que Ipsos cree que podrían quedarse fuera al no llegar al mínimo requerido del 5%.

EFE