Presos de varias cárceles se declaran en huelga de hambre contra la desidia, según ONG

La población penitenciaria recluida en varias cárceles de Venezuela ha comenzado una huelga de hambre «contra la desidia» dentro de los recintos y el retardo procesal, según denunció este domingo el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), una organización no gubernamental que defiende los derechos de los privados de libertad.


A través de X, la ONG publicó varios videos que muestran a decenas de presos, hombres y mujeres, cantando el himno nacional de Venezuela dentro de los centros de reclusión.
«Presos de todo el territorio nacional anunciaron que desde hoy (ayer) se unirán en una huelga de hambre pacífica para exigir la actualización oportuna de sus cómputos (penas), otorgamiento de medidas humanitarias, traslados a los penales de origen, entre otras peticiones», señaló la organización.
El OVP compartió imágenes de la protesta dentro del Centro Penitenciario de Coro, en el estado Falcón (noroeste), y del Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF), la principal cárcel de mujeres del país, ubicada a las afueras de Caracas.

También te puede interesar: Claman justicia por muerte de menor en accidente vial

Esta situación se repite en varias cárceles

«Los privados de libertad en Venezuela, víctimas del retardo procesal y la desidia penitenciaria, se sienten engañados por los planes de abordaje impulsados por el Ministerio de Servicios Penitenciarios, que no les han aportado ninguna solución a su situación jurídica», agregó la ONG.
Hasta el momento, la cartera de Estado que atiende estos asuntos no ha brindado información al respecto.
El sábado, la ministra de Servicios Penitenciarios, Celsa Bautista, informó -en la misma red social- de la celebración de una jornada deportiva «en cada centro penitenciario del país».
A mediados de mayo, varias autoridades ligadas al sistema de justicia acordaron una hoja de ruta para corregir el retardo procesal, un problema que, según varias ONG, afecta a miles de privados de la libertad en el país.

EFE