Dos venezolanos ultimaron a puñaladas a un sacerdote

En un trágico suceso ocurrido el 4 de junio en el barrio Jesús Cautivo, municipio de Ocaña, Norte de Santander, el sacerdote Ramón Arturo Montejo fue asesinado, en lo que se presume fue un intento de hurto, reseñó El Tiempo.

Dos venezolanos ultimaron a puñaladas a un sacerdote elsiglo.com.ve
Ramón Arturo Montejo, sacerdote asesinado por venezolanos

Según informaron las autoridades, el crimen tuvo lugar hacia el mediodía. Freddy Arengas, secretario de Gobierno de Ocaña, en el vecino país, indicó que dos hombres intentaron robarle su camioneta y le propinaron dos heridas con arma blanca en la espalda.

Al parecer, el sacerdote se opuso al robo y lo arrollaron en la misma camioneta, en la cual emprendieron la huida», explicó Arengas.

Los dos presuntos asesinos abandonaron el vehículo en la zona rural del municipio, donde las autoridades lograron capturarlos ese mismo martes.

También te puede interesar: Autoridades localizaron cadáveres de dos jóvenes que murieron ahogados

Rechazamos el asesinato del sacerdote, al parecer, por robarle su vehículo», expresó el secretario de Gobierno.

Imágenes de cámaras de seguridad, que son piezas clave en la investigación, muestran a los delincuentes abordando al sacerdote en un parqueadero, hiriéndolo y arrollándolo con su propia camioneta. Montejo cayó en plena vía tras intentar resistirse al asalto.

Aunque circulan diversas versiones sobre el motivo del crimen, las autoridades mantienen un estricto hermetismo para no entorpecer las investigaciones. Sin embargo, se ha revelado que los dos implicados son de nacionalidad venezolana y conocían a la víctima, ya que eran los encargados de lavar su vehículo, publicó La Opinión.

Fueron identificados como Josse Antonny Montilla Jovito, de 29 años, y Misael Rodolfo Valdez Pedroza, de 21, quienes fueron judicializados por la Fiscalía.

elsiglo

JAS