Realizaron en Bahía de Cata la limpieza subacuática más grande de Venezuela

En una muestra de compromiso y conciencia ambiental, la Fundación Arrecifes de Venezuela llevó a cabo con éxito la séptima jornada de limpieza subacuática en la Bahía de Cata, la cual rompió récord de participación al contar con la presencia de más de 50 buzos voluntarios.

Realizaron en Bahía de Cata la limpieza subacuática más grande de Venezuela

Durante la jornada, los buzos se sumergieron en las cristalinas aguas de la Bahía de Cata y lograron recolectar un total de 131 kilogramos de basura, que incluía plásticos, vidrios, metales, artes de pesca y otros desechos que amenazan la salud de los ecosistemas marinos y costeros. Esta cifra récord de recolección de basura demuestra el compromiso y la dedicación de los participantes en la conservación del medio ambiente marino.

La basura recolectada fue cuidadosamente clasificada y pesada para luego ser enviada a instituciones nacionales e internacionales, encargadas del manejo de desechos y la conservación de los recursos marinos. Este registro proporcionará información valiosa sobre la cantidad y el tipo de desechos que contaminan las aguas de la Bahía de Cata, permitiendo así la implementación de medidas de mitigación y concienciación.

También te puede interesar: De Ariel a Lira: una recomendación bajo el mar

Desde el año 2021 se inició este proyecto, luego de una inmersión recreativa donde un grupo de buzos pudieron ver una importante cantidad de basura, así que organizaron una primera jornada. Luego de este acontecimiento que les marcó significativamente, decidieron formalizar esta idea y convertirla en lo que hoy es la Fundación Arrecifes de Venezuela.

LA LIMPIEZA SUBACUÁTICA MÁS GRANDE

En tal sentido, María Olga Vargas, presidenta esta organización sin fines de lucro, agradeció a toda la comunidad de buzos que atendió este llamado para poder materializar la jornada de limpieza subacuatica más grande de Venezuela.

«El objetivo es mantener la salud de los ecosistemas marinos, sacando la mayor cantidad de basura posible. Para esto, contamos con el apoyo de siete operadoras del estado Aragua con sus instructores de buceo que nos ayudaron con toda la logística de superficie y en el agua», detalló Vargas.

Asimismo, mencionó que esta jornada estuvo respaldada por el Instituto Nacional de Espacios Acuáticos, Cuadrantes de Paz, la Alcaldía de Ocumare de la Costa de Oro, Protección Civil, Bomberos de Aragua, entre otros organismos de seguridad y prevención.

Sobre el hecho de que los visitantes sigan lanzando basura en las costas aragüeñas, la presidenta de la Fundación aseguró que esta conducta debería traer consecuencias para la persona que la ejecuta. «Estamos hablando de una agresión al ecosistema y esto debe traer medidas disciplinarias como multas, trabajo social», precisó.

Por otra parte, resaltó la importancia de educar a la población. «Hay que integrar a la comunidad en estas actividades, y a través de los medios de comunicación impulsar estas noticias para que llegue a más personas, porque en esta lucha todos tenemos tareas fundamentales que juntas hacen que cada acción tenga más relevancia», expresó.

CIFRAS DE LA JORNADA

Los buzos estuvieron a una profundidad máxima de 20 metros, en una inmersión de 55 minutos, donde se recolectaron 131 kilogramos de basura, de las cuales, destacan, 45,5 kilos de artes de pesca, 178 botellas de plástico, 81 botellas de vidrio, 87 latas.

Es importante mencionar que toda esta información se envía a los organismos del estado, como el Instituto de Espacios Acuáticos (INEA) y también se manda a una data internacional llamada Project Aware, de Padi Foundation.

En este orden de ideas, Juan Pablo Tejada, vicepresidente de la Fundación Arrecifes de Venezuela, hizo un llamado a la conciencia, porque «si bien es cierto que hacemos una labor interesante, lo ideal es trabajar para que esos desechos no lleguen al agua y no tengamos la necesidad de sacarlo», precisó.

«Evitemos el impacto que esto pueda tener en los espacios acuáticos; tanto visitantes como prestadores de servicio deben ser garantes de evitar que todo esto llegue al agua. Todos somos responsables y podemos dar nuestro granito de arena para que esta situación no llegue a mayores», acotó Tejada.

EL PROCEDIMIENTO

Omar Borges

Omar Borges, instructor de buceo, ofreció detalles de como se llevó a cabo la jornada. En tal sentido, explicó que ésta se realizó de este a oeste y que para ello se dividieron en seis grupos para bajar y recolectar los desechos sólidos y al terminar, se concentraron en el muelle para la clasificación de los mismos.

«Participamos varias escuelas y buzos independientes, para romper un récord, porque estamos todos reunidos por un mismo fin, que es el medio ambiente de nuestra querida Bahía de Cata», continuó diciendo.

Asimismo, el buzo comentó que hubo participantes de Caracas, Carabobo y otros estados que también se sumaron a esta iniciativa.

En otro orden de ideas, detalló que cada equipo contó con un instructor y un auxiliar para cuidar la seguridad de cada buzo, y también aclaró que sólo recolectaron lo que «no tenía vida», ya que si ese desecho estaba habitado por alguna especie marina, debían dejarlo en el lugar y protegerlo.

Finalmente, precisó que el verdadero récord que se debe plantear es el de sacar menos basura en cada jornada. «Siempre el récord será que recojamos menos basura y para eso hay que sembrar conciencia», puntualizó.

CHIQUINQUIRÁ RIVERO | elsiglo

AD