Habitantes de La Mora denuncian trabajos inconclusos en la zona

Vecinos de la parte baja de la tercera entrada de La Mora I, en la ciudad de La Victoria, municipio José Félix Ribas, nuevamente denunciaron sentirse desprotegidos por parte de las autoridades gubernamentales. Indicaron que pese a que se solucionó un inconveniente con un bote de agua potable, los trabajos quedaron inconclusos, lo que los mantiene con malestar.

Habitantes de La Mora denuncian trabajos inconclusos en la zona. FOTO: CORTESÍA

En este sentido, quienes habitan y pasan asiduamente por las avenidas 13 con 44, explicaron que hace por lo menos dos semanas, las cuadrillas realizaron las labores pertinentes para solucionar un brote de agua. Sin embargo, al terminar dejaron la vía prácticamente intransitable, causándoles de esa forma un nuevo inconveniente para transitar libremente, ya que ambos carriles están obstruidos.

Carlos Mijares, habitante de la zona, mencionó que para el momento le es casi imposible llegar a su casa, pues hay una cinta de precaución que le impide el libre paso. Esto sin contar que el inconveniente puede traer consigo más afectaciones tomando en cuenta la llegada de la temporada de lluvias.

«Es complicado lo que está pasando, porque nos atienden una denuncia, pero nos dejan con otra; ya van prácticamente tres semanas y seguimos padeciendo por los trabajos inconclusos. Siempre es así, vienen hacen lo que van a hacer y dejan todo en mal estado, así no se puede, porque no sabemos si es peor el remedio o la enfermedad. Esperemos que lo arreglen antes de que comiencen las lluvias en forma, porque sino esto se va a poner más feo de que lo que se pone por aquí», expresó.

También te puede interesar: En barrio Independencia siguen sufriendo con las calles en mal estado

Más detalles sobre trabajos inconclusos en La Mora

De la misma forma, Mirna Terán agregó: «Ya de verdad no sabemos a quien pedir que nos resuelvan los problemas, porque no hacen las cosas como son. Ahí nos dejaron eso a media máquina; tan fácil que es terminar todo bonito y así cooperar con la calidad de vida de nosotros. Y ojalá no llueva porque el agua nos va a llegar a los tobillos y con todo y barro».

Por su parte, Rafael Marín dijo: «Aquí nadie hace nada, tardamos un tiempo denunciando la fuga de agua y ahora no podemos ni pasar, antes por lo menos, con los charcos caminábamos con tranquilidad, pero ahora debemos estar pendiente de no llevarnos la cinta y los escombros por delante».

En resumidas cuentas, quienes se consideran afectados hacen un llamado a los entes competentes a qué tomen cartas en el asunto a fin de poder mejorar su calidad de vida.

«Vienen elecciones, ojalá y eso sirva para que nos vean un poquito mejor y así puedan ayudarnos a estar más tranquilos, porque esta dificultad de verdad nos mantienen a la expectativa».

DANIEL MELLADO | elsiglo

MG