Nicki Nicole recuerda la cumbia de su infancia con «Ojos Verdes»

La artista argentina Nicki Nicole incursiona en la cumbia con ‘Ojos Verdes’, su primera canción del año, que vio la luz este miércoles, un giro nostálgico en su carrera y un guiño a su propia infancia en las calles de Rosario.

Nicki Nicole recuerda la cumbia de su infancia con "Ojos Verdes"
Nicki Nicole recuerda la cumbia de su infancia con «Ojos Verdes»

«Siempre que vuelvo a Rosario vuelvo a escuchar cumbia, porque a mi familia le encanta. Escucho las canciones que oía de chiquita cuando salía de fiestas y me agarra la nostalgia», expresa la cantante de 23 años en entrevista con EFE.

También te puede interesar: Joan Manuel Serrat recibió el Premio Princesa de Asturias de las Artes 2024

Era este arraigo a su hogar y el amor de su familia por este estilo musical lo que le hacía dar un paso atrás cuando se planteaba incurrir en el género: «No me sentía preparada, le tengo mucho respeto y cariño», explica la rosarina.

Tatool, el productor del tema, le enseñó la base y le animó a ponerle la letra, que ella enfocó en el empoderamiento tras una ruptura amorosa: «A quién vas a engañar, a quién le vas a mentir diciendo que no me extrañas. Sé que estás con otra pero pensando en mí».

Pese a que el público buscará en el tema los entresijos de su vida privada -especialmente tras su reciente ruptura con el cantante mexicano Peso Pluma- Nicole asegura que ‘Ojos Verdes’ es algo «propio» que va «más allá de otras personas y otros vínculos».

Y reconoce que, con este tema,  contestó a preguntas para las que antes no encontraba respuestas: «Si yo tengo preguntas, entiendo que la gente también tiene, entonces me gusta sacar este tipo de canciones en las que quizá muchas personas pueden encontrar respuestas», explica.

Eclecticismo y madurez

Esta es la primera vez que la cantante explora la cumbia como solista, pero, desde que dio sus primeros pasos en la música en 2019 con su mega éxito ‘Wapo traketero’, ha destacado por su eclecticismo, tocando palos musicales muy diversos, como el hip-hop, el trap o el reguetón.

«Lo que más me gusta es conocer los nuevos géneros y saber que puedo hacerlos. No hay nada que me haga sentir más útil que decir: puedo hacer una cumbia y suena súper bien, aunque obviamente siempre acompañada de mi equipo», afirma.

Desde aquel videoclip en el que cantaba su primer tema subida en una bicicleta, Nicki Nicole ha cambiado mucho, sobre todo en lo que respecta a su perspectiva sobre su arte y la industria musical: «Durante estos años pensaba que para que mi música funcione tengo que hacer cosas que peguen. Después maduré y crecí y entendí que la música sale de lo que yo quiera hacer y lo que tengo para dar», expresa.

Es por este camino por el que discurre ‘Ojos verdes’, un tema en el que Nicole es, a la vez, aquella joven que conquistó al público con una canción resultona y amateur y esa mujer que, tras captar la atención de millones de oyentes y llenar estadios inmensos, decide aventurarse y probar cosas nuevas.

Esencia que nunca cambia

«Yo creo que mi esencia sigue intacta, y si algún día cambia, por favor no me escuchen más»-dice entre risas mirando a la cámara, como si mirase al público que la sigue allá donde va-. Si no soy la misma algún día no merezco estar aquí».

La argentina se embarcará en septiembre en una gira por Estados Unidos en la que pasará por grandes ciudades como Nueva York, Miami y Chicago presentando su último álbum, ‘Alma’, aunque habrá espacio para nuevas canciones, como ‘Ojos Verdes’.

EFE

LC