Viviendo en un jardín, el arte se transforma en conservación

El arte tiene el poder de comunicar de manera impactante, y en cuanto a la conservación, saben que pueden llegar a rincones y emociones que muchas veces las palabras no pueden alcanzar y por esta razón las artistas Grecia Álvarez, Tabatha Hoo Meléndez y Brewly Berroterán, entendieron este poder y utilizaron sus pinceles y lienzos como herramientas para transmitir su amor y preocupación por el medio ambiente.


Este domingo, en el Instituto de Zoología Agrícola de la Universidad Central de Venezuela (UCV), se llevó a cabo la exposición «El arte ingenuo y el medio ambiente», donde destacaron las obras de estas tres talentosos artistas del estado Aragua, quienes lograron plasmar su profundo sentimiento ambientalista con el objetivo de sensibilizar a la población mediante el arte, para evitar impactos negativos en la naturaleza debido a los malos hábitos de los seres humanos.


A lo largo de la exposición, se pudo apreciar una amplia variedad de obras que abarcaban desde paisajes naturales hasta representaciones simbólicas de la degradación ambiental, reflejando la belleza de la naturaleza y al mismo tiempo, la urgencia de protegerla ante la creciente amenaza de la actividad humana irresponsable.

Preservación de los ecosistemas


En tal sentido, la Dra. María Inés López García, investigadora del Instituto de Economía Agrícola, expresó su agradecimiento por la presencia de muchos aragüeños en este evento, así que los invitó a que continúen participando en todas las actividades que el MIZA diseña con un norte muy claro, que es la preservación de los ecosistemas, haciendo un llamado a la conciencia a través de todos los recursos y herramientas posibles y el arte es parte de esto.


«Me siento complacida por las personas que han asistido a las actividades en pro de la naturaleza, de nuestro estado Aragua, de Venezuela y del mundo entero», señaló la doctora.


Por otra parte, María Eugenia Suárez, artista plástico, quien se encargó de la museografía y la coordinación de esta exposición, detalló que se trata de arte popular, donde hay una explosión de color, «la invitación es a que vengan a disfrutar de esta exhibición los próximos días, ya que a través del arte y la cultura estamos promoviendo la conservación del medio ambiente».


El mensaje que las tres artistas quisieron transmitir es el de la importancia de adoptar hábitos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. A través de sus obras invitan al espectador a reflexionar y despertar conciencia, recordándoles a los ciudadanos que las decisiones individuales pueden tener un efecto significativo en los ecosistemas.

Rompiendo paradigmas

Resulta fundamental que la sociedad entienda que la conservación del medio ambiente no es responsabilidad exclusiva de los científicos y activistas, sino que es una tarea que concierne a cada individuo. El arte ingenuo, en este sentido, se convierte en una poderosa herramienta para involucrar a todo tipo de personas en esta lucha.


Es por esto que, Grecia Álvarez, una joven con Síndrome de Down, rompió paradigmas en esta exposición, mostrando orgullosa los cuadros que con tanta pasión pintó, afirmando que la naturaleza es su más grande inspiración por ser «la maravillosa creación de mi Padre Celestial».
«Pinto los pajaritos, las águilas, las plantas, porque son un encanto (…) a mi la naturaleza me calma, y todo lo que se trate del amor y el respeto, así como las maravillas de Venezuela, que es mi patria y por eso lo plasmo en mis pinturas», aseguró la artista.


Sobre el arte, aseguró que es su pasión y un talento heredado de su tío Pancho de Calabozo, a quien considera su pintor favorito.
Por su parte, la pequeña Tabatha Hoo Meléndez, una artista de 12 años, que con su dulzura cautivó a los presentes cantando las canciones del Tío Simón, al mismo tiempo que presentaba sus cuadros, uno de los temas que impactaron a los presentes fue «Los delfines son los niños del mar», la cual tiene un importante valor en el tema de la defensa y protección de estas especies.


«Mi exposición está inspirada en la naturaleza que me rodea, por ejemplo, los araguaneyes cuando hubo su temporada de floración, las mariposas, los atardeceres, a veces también me inspiro en los colores, praderas, mariquitas en las flores y todas esas cosas que me encantan», expresó la pequeña.


Además de esto, Hoo comentó que el hecho de vivir frente al Henri Pittier la ha llevado a tener mayor conciencia sobre las bondades de la naturaleza. «Me encanta ver a las mariposas nacionales, las guacharacas, los azulejos, los rabipelados, por eso siempre le digo a las personas que cuidemos el medio ambiente, ya que los animales también son parte de este mundo, son seres vivos, como las plantas y tenemos que respetar eso y no contaminar», precisó.

Fauna viva

Asimismo, Brewly Berroterán, también rompió barreras y compartió sus obras en esta exposición, las cuales estaban divididas en varias secciones, la primera inspirada en el libro «Alas de mi tierra y de mi alma», de Walter Arp y otra sección estuvo dedicada al Tío Simón y su sound play «Fauna viva», donde él le dedicó a cada animal que en ese entonces estaban en peligro de extinción, una canción.


«Lo hice como un llamado de atención ante lo que ocurre en el Henri Pittier y a nivel nacional. Soy representante del sur de Aragua, de Camatagua, así que también aprovecho para levantar mi voz y decir: ya basta con la matanza del venado, nosotros no tenemos ese requerimiento proteico para matar esa especie tan noble, que es un regalo que debemos conservar», comentó Berroterán.

También te puede interesar: Método de escape al mundo virtual

En cuanto a los espacios donde se realizó esta exposición, la artista afirmó que fue el mejor lugar, ya que desde el MIZA se puede ver la importancia «desde un insecto hasta un mamífero, desde una gramínea a una arboleda, y con la cultura, el arte, la poesía, con el canto, sensibilizar a la población».


La exposición «El arte ingenuo y el medio ambiente» realizada en el Instituto de Zoología Agrícola de la UCV, ha brindado una oportunidad única para apreciar el talento de estas artistas, y al mismo tiempo reflexionar sobre la importancia de conservar y proteger la naturaleza que nos rodea.

CHIQUINQUIRÁ RIVERO | elsiglo