¡Arrancó el trabajo!

oros de Aragua abrió el telón de su pretemporada a vísperas de la campaña 2024 de la Superliga Profesional de Baloncesto (SPB) con el mandamás Jorge Arrieta presente desde el arranque para comenzar a afinar detalles de cara al primer juego.

¡Arrancó el trabajo!
¡Arrancó el trabajo!

El quinteto maracayero volvió al gimnasio donde nació, el Polideportivo Mauricio Johnson de las Delicias, después de más de una década sin ver acción en dicho recinto como equipo local, y desde ya comenzaron la concentración para buscar llegar lo más lejos en el aniversario 50 de la institución, en el que además contaron con la presencia de Jorge Arrieta, quien tomó las riendas del equipo desde el primer momento en compañía de Allison García (primer asistente), Edgar Silverio (preparador físico), y Alejandro Mijares (fisioterapeuta).

«Me agradó mucho lo que mostraron, son atléticos suficientes para poder jugar profesional. Cuando tienes jugadores noveles, mientras más tiempo trabajes con ellos más vas a poder lograr lo que quieres de ellos con el equipo», fueron las palabras del estratega marabino respecto a lo que observó en este primer día.

Los jugadores del patio dijeron presente en este primer día, Moisés Suárez, Samuel Castillo y Winner González, quienes estuvieron entrenando aspectos básicos del juego y afinando el tiro junto con el resto de jugadores que entrenaron en calidad de invitados para entrar en calor de la pretemporada mientras se incorporan el resto de los jugadores que hacen vida en la plantilla.

Arrieta resaltó la importancia de lo que conlleva una preparación para una temporada y la planificación para la misma.

«Mientras más tiempo trabajemos vamos a tener más oportunidad para que desde el primer momento podamos conseguir las victorias que nos den la posibilidad de conseguir el primer objetivo del equipo que es pasar a la postemporada». Enfatizó el laureado coach criollo.

«Hay que tratar de que ellos controlen sus emociones, los jugadores con falta de experiencia es precisamente eso, que las emociones les permita tener fortaleza para resolver las situaciones de apremio». Aseveró Arrieta luego de que se le preguntara cómo comandar a un equipo de jóvenes talentos para poder alcanzar el éxito. «Hacerlos creer en el trabajo que se está haciendo, creer en el equipo y de que podemos ganar», especificó el coach.

EL MISMO DESEO DE TRIUNFAR

Jorge Arrieta ya coincidió con Abraham Irazabal en Cangrejeros de Monagas hace algunos años atrás, y en otro sentido, ganó campeonatos con el padre y el tío de José Vargas Jr., ahora, le tocará la oportunidad de intentar alcanzar el éxito con uno de los herederos de la familia Vargas.

El conocido «Kabubi» piensa que el hijo del «ascensor» Ludwing Irazabal ya está listo para asumir un rol más especial dentro del armado del equipo, lo que a la misma vez le permitirá un mayor reconocimiento en la SPB. «Es muy atlético. Creo que ya ha logrado esa madurez que le hacía falta y está listo, listo de tomar ese rol protagónico que necesitamos de los venezolanos, la calidad, entrega y deseo de querer que el equipo realmente obtenga los resultados». Dijo Jorge acerca de lo que espera del jugador carabobeño y de poder reencontrarse con él (Abraham) una vez se incorpore a los entrenamientos.

Será un momento especial cuando el coach Jorga se encuentre cara a cara con José Vargas Jr., luego de haber logrado títulos nacionales e internacionales con su padre José «Grillo» Vargas y su tío Gregory Vargas, ahora le tocará vivir momentos de gloria junto a otro miembro de la familia ocumareña, pero está vez en Toros de Aragua.

También te puede interesar: Katherine Paredes: Ir a unos Juegos Olimpicos es un sueño que tengo desde niña

«Dirigí a José, a Gregory, tuve ese gran honor. Creo que entre ellos suman más títulos que cualquier otra dupla en Venezuela. Son dos personas diferentes pero que tienen algo en común: son competidores y ganadores por naturaleza. Si hay algo en el ADN, en la sangre, que se transmite, seguramente otro varguitas va a tener esas características». Soltó el mandamás de los aragüeños.

«Es un orgullo para mí poder trabajar ahora con el hijo de José (Vargas), un jugador que admiro de toda la vida no solo por sus logros en la cancha sino por su ejemplo de disciplina, constancia y como ser humano, que lo ha demostrado toda la carrera», concluyó Arrieta.

Toros continuará su pretemporada en su nuevo hogar, el gimnasio Mauricio Johnson, y se espera que en el transcurso de los entrenamientos se vayan sumando el resto de los criollos que conforman la plantilla de la organización más longeva de Venezuela.

elsiglo

YG