Disminuye la pesca de lebranche pero abunda el atún en Ocumare

Pescadores de Ocumare de la Costa reportan una disminución en la afluencia de pesca, sobre todo durante la temporada del lebranche, a pesar de los esfuerzos de quienes se dedican a este ancestral oficio, que han estado trabajando arduamente para capturar los peces.

Disminuye la pesca de lebranchepero abunda el atún en Ocumare. FOTO: CORTESÍA

A pesar de esta situación, el suministro de atún es constante y se convirtió en una excelente alternativa por lo cual los pescaderos de La Boca han podido salir adelante con las ventas para los días de Semana Santa, cuando el pueblo recibe un gran número de visitantes.
Por otra parte, los lugareños tienen cifradas todas sus esperanzas en la temporada del jurel que inicia en el mes de mayo.

En tal sentido, Nelson Osorio, vocero de uno de los Conppa de pescadores, señaló que durante la Semana Santa, muchos pescadores de la comunidad decidieron respetar estos días y pausar temporalmente su actividad pesquera, no obstante hubo gran afluencia de atún en esta costa.

«Estuvimos esperando el lebranche, pero no llegó para estas costas, por eso tenemos nuestras esperanzas puestas en la cosecha de jurel, que es una de las zafras más grandes para el sector pesca», precisó el pescador.

También te puede interesar: El precio de los huevos aumentó 50% en un lapso de tres semanas

Más detalles sobre la pesca en Ocumare

En cuanto a los videos que se hicieron virales en las redes sociales donde un grupo de pescadores capturaron una gran cantidad de lebranche, explicó que esto ocurrió solo con una empresa que fue afortunada, pero que esa fue la única vez que ocurrió.

Sobre la presencia de medusas, también conocidas como aguamalas, detalló que no les afectó de una manera tan agresiva ya que en esta zona del litoral aragüeño hay mucha corriente y estas especies no se mantienen en estas aguas.

Por su parte, Oswald Ramón Argüelle, pescadero de La Boca, comentó que a pesar de las dificultades, las ventas estuvieron regulares durante la finalizada Semana Santa.

«No había mucho pescado, pero lo que teníamos se vendió, pargo, atún, aguja, sardina entre otras especies, esperamos que mejore la pesca para nosotros seguir ofreciendo pescado fresco y de calidad a todos los visitantes de nuestra Costa de Oro», finalizó.

CHIQUINQUIRÁ RIVERO | elsiglo

MG