Presencia de aguamala en Choroní preocupa a los pescadores

Pescadores de Choroní enfrentan dificultades debido a la presencia masiva de medusas, conocidas también como “aguamala”, que aunque son de una especie inofensiva para las personas y están lejos de la orilla, estas criaturas marinas están desplazando las especies autóctonas, afectando gravemente la actividad pesquera, lo que podría llevar a una crisis económica en la localidad.

Presencia de aguamala en Choroní preocupa a los pescadores. FOTO: CORTESÍA

La temporada del lebranche, que se espera de febrero hasta abril se ha perdido debido a la proliferación de las aguamalas y ahora los lugareños temen que ocurra lo mismo con el jurel en mayo. Es importante destacar que luego del turismo, la pesca es la principal fuente de ingresos en esta población, sobre todo para la Semana Santa.

Ante esta situación, los pescadores de Choroní hacen un llamado a las autoridades competentes y a los especialistas en el área marina para que se tomen medidas urgentes y se realicen estudios exhaustivos sobre esta situación.

En tal sentido, Luis Ignacio Rojas, del Conppa Renacer Choroní, aseguró que hay aguamala “por toneladas” y por esto cree que no llegan peces a la orilla. “La pesca a media hora mar adentro ha estado fluyendo, que es la pesca del atún, pero la pesca de la orilla, que es la más fuerte, ha mermado bastante”, precisó.

También te puede interesar: Gerardo Yépez Tamayo siempre será el referente de la conservación en Aragua

Más detalles sobre el aguamala en Choroní

Sin embargo, el pescador comentó que el atún que están sacando va desde los 15 hasta los 60 kilos; además aclaró que el aguamala no está en la orilla, sino a más de 10 minutos de la orilla, así que no perjudica a los bañistas en la playa.

“La verdad que esa es una epidemia de los cambios climáticos que están pasando, porque eso nunca se había visto en esa cantidad, tú te montas en una lancha de acá hasta Puerto Cabello y lo que vas a ver es pura aguamala, que no son peligrosas, las puedes agarrar y todo, el único peligro es que ahuyenta la pesca y si pones las redes, te la hunden, puedes hasta perderlas”, detalló Rojas.

En tal sentido, el vocero del Conppa de pescadores reconoció que las autoridades de diferentes ministerios como el de Ecosocialismo y de Ciencia y Tecnología vienen trabajando arduamente para controlar la presencia de un coral invasor en Valle Seco, así que esperan que ocurra lo mismo con las medusas.

CHIQUINQUIRÁ RIVERO | elsiglo

MG