Capturado proxeneta que se lucró de la prostitución de 70 muchachas

A través de una minuta publicada en su cuenta personal IG, el comisario general Douglas Rico, director nacional del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, reveló información sobre la captura de un presunto proxeneta en Petare del estado Miranda.


Dijo que el hombre, identificado como Pablo Reyes, de 44 años de edad, se aprovechó para lucrarse de los favores sexuales que recibían 70 muchachas entre las edades de 15 y 22 años.
Captaba a sus víctimas potenciales a través de redes sociales con un perfil falso alusivo a otra fémina, cometiendo ese acto criminal que afectó la integridad física y emocional de las adolescentes y muchachas de 22 años de edad.
Tras procesarse la denuncia en la sede del Cicpc, los investigadores de la policía científica pertenecientes a la División de Trata de Personas y la División de Investigaciones de Campo (Inteligencia), iniciaron las averiguaciones del caso y en el desarrollo de las mismas, se pudo conocer que Reyes tenía un perfil falso en la red social Facebook.
Pablo se identificaba en la red con el nombre Mishel Cedeño y una vez que reclutaba a las jóvenes ofreciendo ganancias en dólares, se encargaba de estudiar a sus potenciales víctimas, logrando sostener comunicación con ellas e intercambiar contenido íntimo (fotos y videos).
Una vez que lograba su atención, el hombre las invitaba a sitios de hospedaje y allí sostenía conversaciones con las chicas. Les exigía tener encuentros sexuales con otros hombres, cobrando un porcentaje de dinero por dichas aventuras.

También puedes leer: Murió individuo tras registrarse un enfrentamiento en Av. Aragua

Asimismo, las fotografías y videos obtenidos de las afectadas, los comercializaba a través de sitios web, obteniendo un lucro económico de manera indebida. Al momento de su detención en la calle La Laguna del sector Campo Rico, parroquia Petare, municipio Sucre, estado Miranda, fue rescatada una joven de 22 años, a quien bajo engaños la llevaría hasta un hotel ubicado en plaza Venezuela.
Como evidencias se ubicaron una libreta de anotaciones, donde se leen diversos nombres de hombres y mujeres, números telefónicos, además de escritos relacionados con la planificación de posibles citas o encuentros, un celular, un disco duro y una laptop, que al ser sometidas a experticias, se ubicó parte del contenido íntimo de las mujeres.
Del caso tuvo conocimiento la Fiscalía Octogésima Quinto (85) del Ministerio Público del Área Metropolitana de Caracas con competencia plena en Derechos Humanos. Ahora el asunto pasa a la jurisdicción penal para su imputación.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo