Descubren anillo del siglo XV con el rostro de Cristo en Suecia

Durante los últimos dos años, excavaciones arqueológicas en el corazón de Kalmar, Suecia, han sacado a la luz restos de cientos de edificaciones, calles, instalaciones subterráneas y objetos de uso cotidiano que datan de hace aproximadamente 400 años, abarcando desde 1250 hasta 1650.

Descubren anillo del siglo XV con el rostro de Cristo en Suecia

Los arqueólogos de los Museos Históricos Nacionales han trabajado en varios puntos de la ciudad, explorando unos 50 terrenos fechados en la época medieval, así como una docena de calles y partes de la antigua muralla de la ciudad vieja de Kalmar. En total, se han recuperado más de 30,000 artefactos, incluyendo vestigios de la guerra de Kalmar de 1611, un conflicto entre Dinamarca y Suecia.

También te puede interesar: Hombre se hizo millonario sin saber leer ni escribir

Magnus Stibéus, director de Arkeologerna, la firma arqueológica a cargo de los trabajos en Kalmar, destacó la importancia de este descubrimiento para comprender la vida en la Edad Media, cómo se desarrollaban las actividades cotidianas y cómo evolucionaban con el tiempo. Stibéus describió la arqueología medieval como una ventana a la historia, proporcionando conocimientos sobre la vida hace varios siglos.

Antes de concluir las excavaciones, el equipo de arqueólogos se encontró con una agradable sorpresa: el descubrimiento de un anillo de oro y un amuleto de cristal tipo alsengem, tallado con varias figuras. El anillo de oro, en excelente estado y adornado con la imagen de Cristo, data del siglo XV y probablemente perteneció a una mujer debido a su tamaño. El alsengem, roto, se estima que fue desechado en un basurero. Este tipo de amuletos, conocidos como amuletos de peregrino, están fechados entre los siglos XIII y XIV.

Otros hallazgos

Además de estos hallazgos, se desenterraron los restos de una piedra rúnica, probablemente parte de un túmulo funerario del siglo XII. Sin embargo, uno de los descubrimientos más sorprendentes y conmovedores fue la huella de una pata de gato impresa en un ladrillo.

Stibéus mencionó que la investigación reveló que casi todas las granjas de la región fueron incendiadas durante el ataque danés a la ciudad en 1611, como lo demuestran los rastros de fuego y los edificios destruidos. También se encontraron numerosos proyectiles, incluyendo balas de cañón, mosquetes y pistolas, así como espadas. Stibéus cree que la antigua Kalmar aún guarda muchos secretos por descubrir.

800 Noticias

LC