¿Por qué los animales actúan de forma extraña ante un eclipse?

Se trata de un fenómeno estelar no exento de magia y superstición, sobre todo en el mundo antiguo. Durante un eclipse solar, la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol, evitando que sus rayos lleguen al planeta y produciendo, por unos segundos o minutos, que parezca que es de noche. Es mucha casualidad y una auténtica proeza probabilística que los tres cuerpos celestes se alineen perfectamente en los eclipses totales. También puede darse lo que se conoce como un eclipse parcial, donde solo una pequeña parte del Sol es ocultada por la Luna.

¿Por qué los animales actúan de forma extraña ante un eclipse?

En culturas antiguas, como la de los mayas, el eclipse tenía una importancia religiosa inusitada. No es para menos, al venerar como adoraban al astro rey. Para entender este hecho antropológico, un buen punto de partida o de comparación es mirar la reacción que tienen los animales. En el eclipse solar total que hubo en agosto de 2017 en Estados Unidos, un grupo de científicos realizó un registro de cómo les afectaba este fenómeno, revelando una serie de comportamientos extraños en diversas especies.

También te puede interesar: Icebergs: los guardianes del océano

Estudiando el comportamiento animal

Lo más llamativo durante todo lo que duró el fenómeno fue el abrupto cese de actividad en las abejas, que dejaron de zumbar repentinamente. Este comportamiento, documentado mediante sistemas de monitoreo acústico establecidos por científicos ciudadanos, sugiere una fuerte dependencia de las abejas y otros animales a las señales ambientales, como la luz, para regular sus rutinas diarias.

Las tortugas Galápagos exhibieron una actitud muy inesperada, al agruparse y comenzar a aparearse justo antes de la totalidad del eclipse

La importancia de estos hallazgos radica en cómo ilustran la adherencia de los animales al ciclo día-noche, un patrón evidenciado en múltiples especies. La investigación sobre las abejas y otros animales concluyó que hay ciertos cambios temporales en el ambiente que pueden influir significativamente en su comportamiento.

El misterio de los eclipses

En el ámbito de los zoológicos, el Riverbanks Zoo en Carolina del Sur observó conductas inusuales en 17 especies diferentes durante el eclipse, como recoge un artículo de IFL Science. Mientras algunos animales, como gorilas y elefantes, se dirigían a sus refugios nocturnos, anticipando erróneamente la llegada de la noche, las tortugas Galápagos exhibieron un comportamiento particularmente inesperado al agruparse y comenzar a aparearse justo antes de la totalidad del fenómeno, dispersándose después y observando el cielo tras el eclipse. Este comportamiento ha sido interpretado por los investigadores como una posible respuesta a la ansiedad.

Por otro lado, es fundamental considerar cómo nuestra propia conducta durante un eclipse puede influir en la de los animales domésticos. Rena Carlson, presidenta de la Asociación Médica Veterinaria Americana, asegura en USA Today que es probable que los cambios de comportamiento observados en nuestras mascotas sean más una reacción a nuestras propias reacciones, excitación y ansiedad que a cualquier efecto directo del eclipse. Esto subraya la conexión profunda entre humanos y animales, y cómo nuestros comportamientos pueden afectarnos mutuamente de maneras inesperadas.

800 Noticias

LC