Transportistas y gandoleros siguen padeciendo ante la falta de gasoil

En Aragua continúan las fallas en la distribución del combustible, especialmente del gasoil, situación que afecta principalmente al transporte público y privado y a los conductores de carga pesada, los cuales hacen colas de hasta una semana para poder surtir a los vehículos.

Transportistas y gandoleros siguen padeciendo ante la falta de gasoil elsiglo.com.ve
Largas colas en la estación de servicio de la Encrucijada. elsiglo

En la estación de servicio ubicada en la Encrucijada de Turmero-Cagua-San Mateo, se pueden observar largas colas de buses y gandolas, los cuales deben pausar su trabajo para dedicarse a la espera del combustible.

Nigel Quintero, dueño de un vehículo de carga pesada y de un bus para el transporte privado de algunas universidades e institutos del estado Carabobo, se encontraba en su cuarto día de cola en la mencionada estación de servicio y comentó que desde que empezó el año han visto como ha desmejorado este servicio, considerando que se trata de una bomba dolarizada.

“Aquí no hay consideración alguna, en promedio la cola dura de cuatro días a una semana, nunca dura un solo día, yo utilizo 300 litros semanal”, precisó Quintero.

También te puede interesar: Crisis del gasoil sigue agobiando al sector transporte

Dificultad para los choferes poder despachar gasoil

Por su parte, Freddy Rojas, ayudante de un chofer de cisterna, comentó que se están presentando muchas dificultadas para llenar el tanque con combustible, ya que en las bombas subsidiadas muy pocas veces llega y en la dolarizada igualmente deben hacer largas colas.

“La cola puede durar hasta una semana, en esta oportunidad ya llevamos cuatro días y nosotros necesitamos suministrar el vital líquido a las personas no gozan de este servicio por tuberías”, señaló Rojas.

Pascual Vivas, otro conductor de vehículo de carga pesada, aseguró que con esta problemática ya no le quedan días de descanso, ya que si no está trabajando, está haciendo cola en la gasolinera.

“Esto limita mi trabajo, porque yo hago tres viajes desde Puerto Cabello, cuando se me acaba el combustible, tengo que venir a la bomba varios días y el barco no espera, cuando vuelvo con gasoil ya no hay barco”, explicó el conductor.

CHIQUINQUIRÁ RIVERO | elsiglo

JAS