Chuao inauguró ruta turística con sabor a cacao, encanto y tradición

El municipio Santiago Mariño se enriquece con una nueva propuesta turística que cautiva los sentidos y enmarca el sentir patrimonial y cultural de su parroquia costera. La ruta internacional Chuao: Cacao, sabor, encanto y tradición», fue recientemente inaugurada y validada por el Ministerio del Poder Popular para el Turismo ( Mintur), prometiendo ser un atractivo imperdible para los amantes de la historia y la autenticidad local.

Chuao inauguró ruta turística con sabor a cacao, encanto y tradición elsiglo.com.ve
El cacao de Chuao, icono gastronómico mundial

Diseñada para fortalecer el desarrollo turístico en la región, la ruta tiene como objetivo convertirse en el principal destino para el disfrute de las familias provenientes de distintas partes de la región y más allá de nuestras fronteras. Chuao: cacao, sabor, encanto y tradición busca resaltar la riqueza histórica, culinaria y tradicional de la zona, convirtiéndose en una experiencia única y enriquecedora para los visitantes.

La ruta incluye la visita y recorrido por 9 puntos de interés, permitiendo a los turistas valorar, conocer y disfrutar las historias tradicionales autóctonas y étnicas del lugar. Destacándose por su enfoque en la narración y transmisión de las costumbres y saberes locales a través de sus propios habitantes generacionales, quienes no sólo forman parte integral de este proyecto, sino que también ejercen como prestadores de servicios turísticos, añadiendo un toque auténtico y personal a la experiencia.

El lanzamiento de dicha ruta se enmarcó en las festividades carnestolendas y en la celebración del aniversario número 456 de la elevación a parroquia del pueblo de Chuao. Organizado por la alcaldesa de la jurisdicción, Joana Sánchez, de la mano de la Oficina de Turismo e Identidad Local, este innovador itinerario se inauguró con gran entusiasmo y participación de los habitantes y pobladores de la zona.

Chuao encanto y tradición

Ydalia Liendo, representante de la organización Tierra Mágica

Ydalia Liendo, representante de la organización Tierra Mágica, extendió una cordial invitación a todas las personas a descubrir Chuao como un auténtico paraíso cultural. Esta localidad, situada en el estado Aragua, ofrece una experiencia única donde se podrá disfrutar de la famosa ruta del Cacao, así como participar en diversas actividades diseñadas para toda la familia.

Chuao, reconocido por la calidad de su cacao y por su rica herencia cultural, se convierte en el escenario ideal para explorar tradiciones ancestrales, degustar deliciosos productos derivados del cacao y sumergirse en un entorno natural exuberante.

«En esta ruta podrán conocer todo el proceso, desde la siembra, la cosecha y el producto final que es el chocolate. Además podrán disfrutar de todas sus tradiciones, Diablos Danzantes, San Juan Bautista y demás puntos con sabor costero. Por acá los esperamos, es una ruta innovadora, mágica y con mucho sentir mariñense».

Ruta con sabor a cacao

Como primer punto de interés, este innovador itinerario presenta la hacienda del Cacao, un amplio espacio donde los visitantes podrán adentrarse en las bondades e historia de esta fruta que ha dejado huellas en gran parte de Asia y Europa.

En medio de la exuberante naturaleza de Chuao, los visitantes podrán conocer los secretos del cacao, además de su importancia histórica y cultural, mostrando como el fruto que «dejó fundado doña Catalina» ha recorrido gran parte del mundo y ha dejado una marca indeleble en muchas culturas.

Al ritmo de los cantos de sirena, «el Cacao de Chuao, que viva, que viva», los guías expondrán lo más remoto de su historia local y como fue que el fruto llegó a posicionarse como la materia prima para la elaboración de los chocolates más deliciosos en la actualidad.

La Hacienda Chuao, fundada en 1660, es la empresa más antigua del país. En este valle, donde se produce uno de los cacaos de mayor calidad a nivel mundial, se encuentran las 200 hectáreas de plantación del fruto.

La propiedad pertenece a la comunidad local y actualmente es trabajada por la Empresa Campesina Chuao, compuesta por más de 100 agricultores. Ellos se encargan de cuidar los árboles de cacao y de todo el proceso de producción, desde la recolección hasta la elaboración artesanal de la manteca y las pepitas de cacao.

El cacao cultivado en la Hacienda Chuao, con certificación de origen, es famoso por ser uno de los mejores en la categoría Premium. Este cacao Trinitario, una combinación de Criollo y Forastero, es conocido por su exquisito aroma.

A lo largo de más de cuatro siglos, la Hacienda Chuao ha mantenido su producción de forma ininterrumpida, conservando sus métodos tradicionales y su infraestructura colonial, como el antiguo piso de secado, el sistema de riego y las especies de árboles que proporcionan sombra a los cultivos.

Árbol de los muertos

El árbol de los muertos, icono del pueblo de Chuao

Continuando con el recorrido turístico, el siguiente punto es el Árbol de los Muertos, ubicado cerca del pueblo de Chuao. Según la leyenda, en esta zona se libró una intensa guerra en la que una tribu logró salir victoriosa, resistiendo la colonización y manteniendo sus territorios.

Tras la fundación de Venezuela, los caribes seguían enfrentando ataques, violaciones y enfermedades de los conquistadores y esclavos negros.

Cuando se estableció el pueblo de Chuao, se plantaron varios Jabillos, uno de los cuales creció en lo que hoy se conoce como «el pueblo quemado». Este Jabillo, llamado el «árbol de los muertos», presenta en su tronco y ramas figuras de manos, brazos, piernas y caras con expresiones de dolor y sufrimiento.

Se dice que este árbol ha absorbido las almas de los aborígenes que habitaban en «el pueblo quemado», y los habitantes locales creen que cada persona fallecida en su pueblo encuentra descansando en este árbol.

El toque cultural

Esta innovadora propuesta turística incluye un recorrido por los espacios culturales emblemáticos de Chuao, como la casa del San Juan y la casa de los Diablos Danzantes, manifestaciones culturales que han sido un pilar en la identidad de la comunidad por generaciones.

Los visitantes tendrán la oportunidad de indagar en la historia y tradición de la Casa del San Juan de Chuao, un espacio que ha sido testigo de innumerables momentos significativos en la vida del pueblo. Además, se podrá visitar la casa de los Diablos Danzantes, donde los turistas podrán conocer de cerca esta fascinante manifestación cultural que ha perdurado a lo largo del tiempo como parte fundamental del patrimonio cultural de la localidad.

Igualmente, los  visitantes tienen la oportunidad de maravillarse con la majestuosidad y la  historia centenaria de la Iglesia de María Inmaculada Concepción. Este icónico templo que ha sido parte integral de la comunidad durante casi 447 años, representa un vínculo invaluable con el pasado y una joya arquitectónica de estilo colonial que merece ser apreciada.

Construida a la par de la fundación de Chuao, la Iglesia de María Inmaculada Concepción ha sido testigo de innumerables eventos significativos en la vida de sus habitantes a lo largo de los siglos. El templo alberga en su interior imágenes antiguas que cuentan historias de devoción y tradición, lo que ha contribuido a su reconocimiento como un patrimonio histórico que debe ser preservado para las generaciones futuras.

HERNÁN GONZÁLEZ | elsiglo

CJL