Venezuela denuncia campaña de la Exxon Mobil contra el país

124

La República Bolivariana de Venezuela denunció este domingo ante la comunidad internacional, una campaña promovida por la Exxon Mobil, con respaldo del gobierno de Guyana, contra el país.

Venezuela denuncia campaña de la Exxon Mobil contra el país. FOTO: CORTESÍA

Asimismo, mediante un comunicado —publicado por el ministro para Relaciones Exteriores, Yván Gil—Venezuela denunció que el presidente de la Exxon Mobil, Alistair Routledge se “ha osado emitir juicios amenazantes, regocijándose ante la presencia de potencias militares en un mar sin delimitar, donde han recibido ilegales concesiones petroleras, algunas de ellas ubicadas en un área marítima incontrovertiblemente venezolana”.

Finalmente, dichas declaraciones —detalla el texto— “constituyen en una agresión que busca desestabilizar la región, violando los recientes acuerdos alcanzados en Argyle, San Vicente y las Granadinas, y que se suman a la constante retórica provocadora, acompañada de declaraciones recurrentes de voceros del Departamento de Defensa y del Comando Sur estadounidense, quienes se han instalado de manera permanente en Guyana”.

También te puede interesar: Propuestas del Poder Popular para la Tercera Transformación son valoradas por el TSJ

A continuación texto de la denuncia a Exxon Mobil: comunicado

La República Bolivariana de Venezuela denuncia, ante la comunidad internacional, la maliciosa campaña preparada y financiada por la Exxon Mobil, secundada por el Gobierno de la República Cooperativa de Guyana, en contra de la obligación constitucional del Estado venezolano de establecer una política integral, en los espacios fronterizos terrestres, insulares y marítimos, para preservar, a través de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, su integridad territorial, la soberanía nacional y la defensa de la Patria.

Dicha campaña no es más que una artimaña para huir de la responsabilidad que le corresponde, ante las escandalosas declaraciones de su presidente, Alistair Routledge, quien además de sustituir la soberanía de Guyana, ha osado emitir juicios amenazantes, regocijándose ante la presencia de potencias militares en un mar sin delimitar, donde han recibido ilegales concesiones petroleras, algunas de ellas ubicadas en un área marítima incontrovertiblemente venezolana.

Venezuela deja en evidencia, ante la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que las acciones de la Exxon Mobil y del Gobierno de Guyana, contravienen los principios fundamentales del Derecho Internacional y se constituyen en una agresión que busca desestabilizar la región, violando los recientes acuerdos alcanzados en Argyle, San Vicente y las Granadinas, y que se suman a la constante retórica provocadora, acompañada de declaraciones recurrentes de voceros del Departamento de Defensa y del Comando Sur estadounidense, quienes se han instalado de manera permanente en Guyana.

La República Bolivariana de Venezuela se reserva las acciones diplomáticas, y todas aquellas enmarcadas en el Derecho Internacional, para hacer valer los derechos que le asisten, y exhorta a la República Cooperativa de Guyana, a asumir sus compromisos, especialmente aquellos contemplados en el Acuerdo de Ginebra de 1966, único instrumento válido entre las partes para encontrar una solución a la controversia territorial entre ambos países.

El Siglo con información de (AVN)

MG