Medvedev supera a Borges y mantiene la opción del N° 1

El ruso Daniil Medvedev (3) evitó un quinto set que le mantuvo en pista hasta las 3:40 horas en la ronda pasada y se sobrepuso al portugués Nuno Borges por 6-3, 7-6(4), 5-7 y 6-1, que le sostienen con una mínima opción de asaltar la primera posición mundial tras la conclusión del torneo.

Medvedev supera a Borges y mantiene la opción del N° 1 elsiglo.com.ve
El ruso venció al portugués por 6-3, 7-6(4), 5-7 y 6-1 

La situación que se tiene que dar para que el moscovita regrese a la cima de la lista ATP sería que tanto Novak Djokovic (1) como Carlos Alcaraz (2) tropiecen antes de semifinales, y que Medvedev levante el título de campeón.

El moscovita aguantó bien físicamente a pesar de la exigencia de su último choque frente al finlandés Emil Ruusuvuori y consiguió su billete para los cuartos de final por tercera vez en un ‘slam’ en el que ha caído en dos ocasiones a las puertas del título.

Medvedev perdió las finales de 2020 y 2022 frente al serbio Novak Djokovic (1) y el español Rafael Nadal.

El ruso acabó el partido con trece saques directos y once dobles faltas, así como con 34 errores no forzados que contrastaron con los 66 del portugués.

Por su parte, Nuno Borges firmó el mejor Grand Slam de su carrera a los 26 años, después de eliminar en su camino a octavos a tenistas de la talla del español Alejandro Davidovich (23) y el búlgaro Grigor Dimitrov (13).

Hubert es el próximo rival

El próximo rival para Medvedev será el polaco Hubert Hurkacz (9), después de que sobreviviera ante el jugador revelación de la competición, el francés invitado Arthur Cazaux, que acabó el choque con 18 saques directos.

El polaco, que alcanzó por primera vez en su carrera los cuartos de final en el ‘major’ oceánico, superó al galo por un ajustado 7-6(6), 7-6(3) y 6-4, en un choque celebrado en la John Cain Arena y que se alargó hasta las dos horas y 28 minutos.

Hurkacz y Medvedev cuentan con un cara a cara de 3-2 favorable al polaco y un nuevo asalto tendrá lugar este miércoles en Melbourne Park.

EFE

CJL