Maracayeros se convierten en los nuevos tragahumo

En los últimos días se ha registrado un alarmante incremento en el número de quemas de vegetación en diferentes puntos de nuestra entidad, lo cual ha generado una creciente preocupación y afectaciones a la población debido a la intensidad del humo provocado por esta situación.

En los últimos días se ha registrado un alarmante incremento en el número de quemas de vegetación en diferentes puntos de nuestra entidad, lo cual ha generado una creciente preocupación y afectaciones a la población debido a la intensidad del humo provocado por esta situación.
Las quemas se han intensificado en la entidad

Estas quemas han afectado áreas vitales como montañas, zonas rurales y espacios naturales, lo que ha ocasionado una severa contaminación del aire y una disminución notable de la calidad ambiental. Como resultado, la población ha sufrido diversas afectaciones a su salud debido a la inhalación del denso humo.

Tal situación ha generado numerosas molestias respiratorias en los habitantes de la región. Se han reportado casos de irritación de las vías respiratorias, tos persistente, dificultad para respirar y otros síntomas relacionados.

Estos problemas se han presentado tanto en individuos con condiciones preexistentes, como asma o alergias, en personas sanas, siendo alarmante el impacto que esta situación está teniendo en la salud de nuestra comunidad.

Víctor Sánchez

LOS NUEVOS TRAGAHUMO

Las comunidades de nuestra entidad han sido duramente afectadas en los últimos días debido a los recurrentes incendios y quemas que se han registrado en diferentes puntos, problemática que ha llevado a calificar a los habitantes de estas áreas como los nuevos tragahumo, debido al riesgo al que están expuestos y las consecuencias nefastas que esto acarrea para su salud respiratoria.

Estos incendios, así como las quemas que se han llevado a cabo, han dejado un rastro de devastación en las comunidades cercanas, con una gran cantidad de humo tóxico que contamina el aire y afecta seriamente la calidad ambiental, lo que se ha convertido en una amenaza latente para su salud y bienestar.

Al respecto, Víctor Sánchez, afectado, expresó su preocupación ante las quemas constantes en toda la ciudad, lo que ha provocado afecciones en toda la colectividad ante el alto grado de contaminación al que nos exponemos a diario.

«Somos los nuevos tragahumo y no por superhéroes, a raíz de la quema ocurrida en la Zona Industrial Piñonal hace una semana, aún el olor de caucho quemado sigue afectándonos. Es una situación crítica, es horrible y las medicinas están caras», condenó.

Relató que muchos de sus vecinos han tenido que irse por un tiempo de la zona, ya que el olor se ha convertido en un problema mayor, «muchos niños con tos, con problemas para respirar, es bravo, nosotros somos quienes pagamos la consecuencias de esas quemas», sentenció.

También te puede interesar: Preocupación por quema de vegetación y sus consecuencias en la salud respiratoria

Por otro lado, Oswaldo Carao indicó que ha tenido que adoptar nuevamente las medidas básicas de bioseguridad, para así evitar un poco el penetrante olor a neumático calcinado que se expande por toda la zona afectada.

«Todos tenemos que vivir con el tapaboca puesto todo el día. Nos estamos enfermando y el gobierno nada que hace algo, quién vela por nuestra salud, por nuestro bienestar, nadie, estamos desamparados», cuestionó.

Oswaldo Carao

Para finalizar, instó a las autoridades a monitorear cada espacio para así evitar que ocurran este tipo de incendios, además de proteger la salud de los vecinos de las comunidades y garantizar una atención médica adecuada a aquellos que han sido afectados por este desastre ambiental.

¿Cómo protegerse del humo de los incendios?

Con el aumento de los incendios forestales en la región, los maracayeros se encuentran expuestos a altos niveles de humo que pueden afectar seriamente su salud. Para protegerse, es importante seguir algunas recomendaciones simples, pero efectivas:

  • Para disminuir su exposición al humo, quédese dentro, en un área con aire filtrado. Mantenga cerradas las puertas y ventanas.
  • Use tapaboca en todo momento.
  • Trasládese a una región con aire más limpio si puede hacerlo. Incluso pasar unas pocas horas en aire limpio puede mejorar la respiración y disminuir otros síntomas asociados con la exposición al humo.
  • Beba mucho líquido para mantener húmedas las membranas respiratorias.
  • Si necesita quitar cenizas, use trapos húmedos y rocíe un poco el área con agua.
  • Mantenga cerradas las puertas y ventanas. Considere armar una «habitación limpia» con un purificador de aire que remueva partículas.

HERNÁN GONZÁLEZ | elsiglo

MV