Los populares «ramazos» siguen siendo opción para fin de año

Con la llegada del nuevo año, muchos maracayeros buscan diferentes formas de recibir el 2024 con renovadas energías y prosperidad. Entre las opciones más populares se encuentran los baños y rituales tradicionales que han sido practicados durante generaciones por creyentes de la religión.

Estos baños y rituales, que combinan elementos religiosos y creencias populares, representan una oportunidad para renovar las energías y deshacerse de las malas vibraciones del año que termina. Además, se considera una forma de conectarse con lo espiritual y de atraer la buena fortuna para el año que comienza.

Al respecto, Belkys Sayago, yerbatera en uno de los mercados populares de la ciudad, indicó que este tipo de baños continúan siendo una opción para las personas que buscan atraer durante el fin de año un poco de esa buena suerte y prosperidad de manera personal o colectiva.

RITUALES PARA FIN DE AÑO

«Ofrecemos baños dulces y amargos que cumplen la función de despojar a las personas de esas malas energías. Esto es una tradición de años, sin embargo, todo esto ha mermado, aún así, hay quienes siguen practicando esta tradición», afirmó.

Asimismo, señaló que en Maracay son muchos los lugares donde se pueden encontrar los ingredientes necesarios para llevar a cabo estos baños y rituales que van desde hierbas y esencias hasta velas y amuletos, los cuales oscilan desde los 30 bolívares en adelante.

«Entre los baños más populares se encuentran aquellos relacionados con la prosperidad y la abundancia. Estos suelen llevar ingredientes como canela, clavo de olor, miel y monedas. Se cree que al sumergirse en estos baños, las personas atraerán la fortuna y la prosperidad económica para el nuevo año», aseveró.

También te puede interesar: Desde Maracay pidieron al 2024 felicidad colectiva y Paz Mundial

De igual modo, comentó que otro ritual tradicional que se practica en Maracay es el de las doce uvas. A medianoche, al sonar las campanadas que anuncian la llegada del nuevo año, muchas personas toman doce uvas y las comen una por una mientras piden sus deseos. Este ritual se considera como una forma de atraer deseos cumplidos y buena suerte para los próximos doce meses.

Para finalizar, recordó que estos baños y rituales tradicionales forman parte de las costumbres y creencias de la región, y cada persona puede adaptarlos según sus preferencias y creencias personales, por lo que seguirá brindando opciones para comenzar el año con optimismo y esperanza.

HERNÁN GONZÁLEZ | elsiglo

YG