Israel considera ridículo un informe de la ONU sobre violación de derechos en Cisjordania

Israel calificó este jueves de «ridículo» un informe de Naciones Unidas sobre graves violaciones de derechos humanos por parte de fuerzas armadas israelíes y colonos ilegales en Cisjordania ocupada.

Israel considera ridículo un informe de la ONU sobre violación de derechos en Cisjordania

«Bastante ridículo», dijo Tal Heinrich, portavoz de la Oficina del Primer Ministro de Israel, en rueda de prensa en Jerusalén.

El informe, añadió, muestra hechos que el Gobierno israelí conoce, como que «los palestinos están armado» a adolescentes para que se enfrente al Ejército de Israel.

La portavoz criticó que el documento no tiene en cuenta las amenazas que enfrentan las fuerzas israelíes en zonas de Cisjordania ocupada como Judea y Samaria, donde actúan para «mantener ese frente tan tranquilo como sea posible».

Heinrich añadió que allí tienen bastiones el grupo islamista Hamás y la Yihad Islámica, a los que culpó del quebrando para las vida diaria de los palestinos que conllevan los controles del Ejército de Israel.

Sobre los colonos, aseguró que los ataques a palestinos muestran «un descenso significativo en un fenómeno casi marginal».

También te puede interesar: Chamanes peruanos anticipan éxitos para Milei y el ocaso para Fujimori

A la vez que comentó que el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha reiterado que nadie puede tomarse la justicia por su cuenta y se perseguirá a quienes violen la ley al margen de sus creencias religiosas o políticas.

El informe denuncia que desde el pasado 7 de octubre, cuando estalló la guerra entre Israel y Hamás en Gaza, en Cisjordania ocupada hubo al menos 300 muertos, 79 de ellos niños, además de un aumento de detenciones ilegales y maltrato de detenidos.

Un joven murió este jueves en Cisjordania ocupada durante una operación del Ejército de Israel, según el Ministerio de Sanidad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Por su parte, del Ejército israelí informó de operaciones conjuntas con el servicio de seguridad interior de Israel, Shin Bet, en las zonas cisjordanas de Judea y Samaria contra la financiación de Hamás, con «decenas de millones de séqueles» confiscados y 21 detenidos «por posesión de fondos» del grupo islamista.

Cisjordania e Israel viven su año más violento desde hace dos décadas y en lo que va de 2023 han muerto 522 palestinos en hechos violentos, la mayoría milicianos en enfrentamientos armados con tropas israelíes y atacantes, pero también civiles, incluidos más de 111 menores.

En paralelo, el área ha visto la proliferación de nuevos grupos armados palestinos, que junto con ataques individuales han dejado 41 muertos del lado israelí, la mayoría colonos, cinco de ellos menores, y siete uniformados.

EFE

LG