Mató a su hijastro y luego lo arrojó en un saco con piedras a Los Tacarigua

317

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritos a la Delegación Municipal Carlos Arvelo, resolvieron rápidamente un atroz homicidio cometido contra un niño de 5 años de edad, en la parroquia Güigüe del estado Carabobo.

Detenidas cinco personas por muerte del niño

Los investigadores de la Coordinación Contra los Delitos de las Personas detuvieron a cinco sospechosos, incluyendo la madre de la víctima, mientras se intensifica la búsqueda del padrastro, quien funge como autor material del vil asesinato, el cual conmueve a los habitantes del municipio Carlos Arvelo.

De acuerdo a las investigaciones preliminares, Yusleydi Salcedo, de 28 años de edad, madre del menor, se separó del padre de su hijo y con el pasar de los meses estableció una nueva relación sentimental con un joven de 22 años de edad, identificado como Raúl Castillo.

El individuo constantemente agredía física y verbalmente a sus hijastros y el día del hecho golpeó salvajemente a Sebastián José Salcedo López hasta causarle la muerte, procediendo a deshacerse del cuerpo. Con la ayuda de su mujer, el hombre introdujo en un saco con piedra el cadáver del menor.

Además, el individuo contó con el apoyo de sus hermanas y familiares, identificados como Mirian Castillo (20), Rosa Castillo (24), Raúl Ayala (49) y Nancy Perdomo.

Posteriormente las personas implicadas en semejante acto, trasladaron el saco con piedras y el cadáver del niño en una carretilla hasta el lago de Valencia y con toda frialdad arrojaron el bulto a las aguas para que no flotara y así evitar que los descubrieran por los investigadores del Cicpc.

Ante la sospecha que algo había ocurrido, vecinos de la invasión El Bosque, en la parroquia Güigüe consignaron una denuncia, donde relataron que el padrastro maltrataba a Sebastián y su hermanito de 3 años, informando asimismo que uno de ellos había fallecido.

Seguidamente, las comisiones de la Policía Científica abrieron un expediente y se activaron con el proceso de investigación, logrando confirmar los lamentables hechos.

Se determinó que el victimario, identificado como Raúl Castillo (22), actualmente en fuga, agredía a los niños y el día del suceso golpeó salvajemente a Sebastián hasta causarle la muerte.

Planificó una historia irreal junto con la madre de la criatura y arrojó el cuerpo al lago. A través de las pesquisas, se logró el rescate y el cadáver para trasladarlo a la Morgue de Valencia.

Igualmente se tuvo conocimiento que el hermano de la víctima, presenta lesiones de gravedad en su anatomía, causadas por el maltrato recibido por parte de su padrastro.

Se dijo que hombre lo han verificado a través del Sistema de Investigación e Información Policial (Siipol), arrojando que posee registros por violencia física, homicidio intencional, robo genérico, lesiones personales y homicidio calificado.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

MV