Ziskeily Cordovés fue asesinada por dos compañeros de estudios

Los sentimientos de envidia y rabia salieron a relucir en dos jóvenes universitarios, quienes cegados por esas bajas pasiones acabaron con la vida de su compañera de estudios, Ziskeily Andrea Cordovés Figueroa, de 19 años de edad, en la mañana del jueves 30 de noviembre, dentro de las instalaciones de la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada (Unefa), Maracay, estado Aragua.

Ziskeily Cordovés fue asesinada por dos compañeros de estudios elsiglo.com.ve
Dubraska López y Wilmer Granado, detenidos

El esclarecimiento de este crimen lo reveló el director general del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Douglas Rico, quien informó que los autores materiales de este vil homicidio quedaron identificados como Dubraska López, de 18 años de edad; y Wilmer Gabriel Granado, de 20 años de edad, ambos cursantes del cuarto semestre de la carrera de Ingeniería en Sistema.

La versión oficial precisa que todo comenzó cuando la víctima llegó al recinto universitario, poco antes de las 8:00 am del pasado jueves para realizar sus actividades académicas, sin saber que un plan macabro estaba a punto de concretarse contra su existencia.

Para ese día, Ziskeily Andrea y sus demás compañeros de semestre debían asistir a una clase para realizar un importante examen.

No obstante, antes de la actividad académica, Dubraska convidó a Ziskeily a que la acompañara a la parte posterior del edificio K16, donde está una zona enmontada, para hacer sus necesidades fisiológicas, ya que en la institución los baños están aparentemente inhabilitados, a la luz de estos hechos.

Sin embargo, cuando se encontraban ya en el sitio, hizo acto de presencia Wilmer Gabriel, quien sometió a Ziskeily, para así darle la oportunidad a Dubraska de asesinarla, cortándole la garganta con un cuchillo, y propinarle al menos otras diez heridas en su cuerpo. La acción de la criminal fue contundente, sin piedad, digna de una persona de extrema violencia y guiada por sus oscuros pensamientos demoníacos.

Ya desangrada, los victimarios agarraron el celular de la también aspirante a modelo, lo arrojaron hacia la zona emontada donde ocurrió el crimen, y procedieron a huir de la universidad tras cometer el homicidio, según reveló la reseña policial.

La desaparición

Rico agregó en la minuta que los compañeros de Ziskeily estuvieron llamando para avisarle que la clase iba a comenzar, sin imaginar que la joven ya estaba muerta, y muy cerca de ellos. 

También se notó la ausencia de Dubraska y Wilmer, quienes no notificaron a sus profesores las razones por las cuales no entraron para realizar el examen.

En el transcurso de la tarde del jueves, la progenitora de Ziskeily Andrea y otros de sus familiares, empezaron a preocuparse, ya que la joven no regresó a la residencia y tampoco contestaba las llamadas.

Allí empezó la angustia de los parientes, quienes comenzaron a averiguar el paradero de la estudiante del cuarto semestre de ingeniaría, desconocido al finalizar el día.

El hallazgo

Ziskeily Cordovés recibió al menos 10 heridas

Al día siguiente, la madre de Ziskeily Andrea acudió a las instalaciones de la Unefa núcleo Maracay para preguntarles a los profesores y autoridades sobre su amada hija.

Pero en el transcurso de la mañana de este viernes, varios estudiantes de dicha casa de estudio encontraron el cadáver de la muchacha de 19 años en la zona enmontada, que se usaba como baño.

La tragedia que era impensable en dicha universidad se confirmó, y las autoridades universitarias para ese momento procedieron a llamar a los funcionarios del Cicpc, Delegación Municipal Caña de Azúcar para que inicien las averiguaciones en torno al homicidio.

Allí realizaron las indagaciones oculares, y durante las mismas encontraron el teléfono de la joven. Luego de eso, los detectives procedieron a levantar el cuerpo y trasladarlo a la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), para su autopsia de ley.

Extraoficialmente se supo que Ziskeily Andrea recibió una herida cortante en el cuello y al menos otras diez lesiones, propinadas por un arma blanca tipo cuchillo.

Por envidia

La comunidad unefista sigue consternada con lo ocurrido

Las averiguaciones del Cicpc continuaron durante la tarde y noche de este viernes, quienes llevaron a más de dos docena de estudiantes a testificar y así aportar datos de interés al caso.

Durante las investigaciones, descubrieron que Dubraska López y Wilmer Granado no estuvieron presentes en la evaluación y procedieron a ir por ellos para entrevistarlos.

En el proceso de interrogatorio, Dubraska, quien libre de toda coacción y apremio, manifestó que tenía sentimientos de rabia contra su compañera “por creerse más inteligente”, admitiendo que la asesinó con la ayuda de su compañero Wilmer.

También se informó que ella y su cómplice, huyeron de la universidad y se dirigieron hacia sus respectivas residencias, donde lavaron sus prendas de vestir y sus zapatos para no dejar evidencia.

Ambos quedaron detenidos por los agentes policiales por los delitos de homicidio intencional simple y el caso quedó a la orden del Ministerio Público del estado Aragua para su debido procedimiento jurídico.

Y de esta forma culmina, en tiempo récord, la investigación en torno a este crimen, con varios rasgos destacados, que lo convierten en un caso que desde ahora será parte de historia criminal del estado. Los elementos destacados del horrendo crimen fueron los motivos fútiles del mismo, que se ejecutó por una mujer, contra una mujer, y que se realizó en un contexto estudiantil, en señal de la descomposición social que lamentablemente está tocando esta parte vital de la sociedad venezolana, la juventud.

LINO HIDALGO | elsiglo

CJL