El desastre se cierne sobre Gaza tras bombardeos y orden de evacuación

La Franja de Gaza vivió ayer otra jornada negra producto de la continuación de los feroces bombardeos por parte de Israel, que ordenó esta madrugada la evacuación de más de un millón de personas del norte del enclave hacia la zona sur, anticipando una intensificación de su ofensiva y generando un caos generalizado.

La Franja de Gaza vivió ayer otra jornada negra producto de la continuación de los feroces bombardeos por parte de Israel
Las autoridades israelíes dieran un ultimátum a la población del territorio para abandonar el norte «por su seguridad y protección»; el mundo quiere paz

«No regresen a sus casas hasta nuevo aviso», leyeron esta mañana los habitantes del norte de Gaza en unas papeletas lanzadas desde el cielo por el Ejército israelí.

Las Naciones Unidas recibieron la misma indicación, que daba un plazo de 24 horas para completar el traslado de 1,1 de millones de personas -casi la mitad de la población de Gaza- a través de uno de los territorios más poblados del mundo.

Ante esto, y pese a la instrucción de Hamás de permanecer en sus hogares, miles y miles de personas cogieron sus pertenencias y comenzaron a transitar, en coche o a pie, la principal arteria que recorre la Franja de norte a sur.

En paralelo, el Ejército israelí continuó atacando con ferocidad en la Franja por séptimo día consecutivo, tras el ataque sorpresa por parte de milicianos del movimiento islamista Hamás el pasado sábado en el que murieron más de 1.300 israelíes y 3.400 fueron hospitalizados.

Los ataques aéreos israelíes de este viernes, que se produjeron en simultáneo con el lanzamiento de más cohetes desde Gaza, elevaron la cifra de fallecidos palestinos en la Franja a más de 1.900, mientras que ya son 7.700 los heridos.

Uno de los bombardeos de este viernes, según denunció el grupo palestino, impactó directamente sobre un grupo de personas que se trasladaban al sur y dejó un saldo de 70 muertos, en su mayoría mujeres y niños.

Múltiples organizaciones humanitarias denunciaron que la orden de evacuación israelí agrava aún más la desesperante situación que vive la Franja y pone en peligro a las miles de personas que están recibiendo atención médica en hospitales y no están en condiciones de ser trasladadas.

«La gente no tiene ningún lugar seguro adonde ir y muchos, incluidos los discapacitados, los ancianos y los enfermos, no podrán salir de sus hogares», advirtió el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Hace días que el Gobierno israelí impide el acceso de agua, combustible, electricidad y de cualquier tipo de mercancías dentro de Gaza, ha vetado también la entrada de material humanitario al enclave desde la frontera con Egipto y ha llevado a los centros hospitalarios a una situación de máxima emergencia por la escasez de medicamentos, suministros médicos y productos sanitarios básicos.

La Cruz Roja alertó que la indicación israelí, sumada al «asedio completo que niega explícitamente alimentos, agua y electricidad, no es compatible con el derecho internacional humanitario».

En estas circunstancias, la población de Gaza teme que el Ejército israelí comience una ofensiva por tierra, que resultaría aún más sangrienta.

VISITAS INTERNACIONALES

Tropas del Ejército realizaron ya algunas incursiones localizadas dentro de la Franja para intentar hallar a algunos de los más de 130 rehenes capturados por Hamás y atacar a milicianos palestinos en el área, según informó un portavoz militar.

La Franja de Gaza vivió ayer otra jornada negra producto de la continuación de los feroces bombardeos por parte de Israel
Preocupación en la Cruz Roja porque ningún lugar es seguro adonde ir, y muchos niños, discapacitados, ancianos y enfermos, no saben donde ir

Los episodios de ayer coinciden con la visita a Israel del secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola.

«La asistencia de seguridad de EE.UU. a Israel fluirá a la velocidad de la guerra», indicó Austin en una rueda de prensa con su homólogo israelí, Yoav Gallant.

Por su parte, Von der Leyen aseguró durante una comparecencia junto al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que «la respuesta de Israel demostrará que es una democracia».

El mandatario israelí anticipó poco después que la actual contraofensiva contra Hamás «es solo el comienzo» y que el grupo palestino «solo ha comenzado a pagar el precio» por la masacre del pasado sábado en comunidades israelíes adyancentes a Gaza.

CISJORDANIA EN LLAMAS

La violencia entre israelíes y palestinos se extendió con fuerza a Cisjordania ocupada, donde 13 palestinos murieron durante enfrentamientos con tropas israelíes desencadenados por protestas en distintas ciudades y aldeas.

La Franja de Gaza vivió ayer otra jornada negra producto de la continuación de los feroces bombardeos por parte de Israel
Uno de los bombardeos de ayer, impactó directamente sobre un grupo de personas que se trasladaban al sur

Entre los fallecidos hay tres menores de edad, incluyendo un niño de 14 años.

Hamás convocó este viernes a un día de la ira e hizo un llamamiento a los palestinos a manifestarse en todo el territorio.

Desde el comienzo de esta guerra, el Ministerio de Sanidad de la Autoridad Nacional Palestina ha registrado 49 fallecimientos por disparos israelíes, incluyendo seis palestinos asesinados por colonos israelíes.

TENSIÓN CON LÍBANO

La tensión en la frontera entre Israel y Líbano, donde se registran incidentes a diario desde el domingo, registró este viernes una nueva jornada de violencia.

El grupo chií libanés Hizbulá atacó hoy cuatro puestos militares israelíes fronterizos.

Soldados del Ejército israelí respondieron con artillería y dispararon contra infraestructuras de Hizbulá en la zona. En ese ataque fue alcanzado un vehículo en el que viajaba un grupo de periodistas, causando la muerte de un camarógrafo de la agencia Reuters y dejando a otros cinco heridos.

«UN NUEVO MÍNIMO PELIGROSO»

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo este viernes que la situación en la Franja de Gaza «ha alcanzado un nuevo mínimo peligroso» después de que las autoridades israelíes dieran un ultimátum a la población del territorio para abandonar el norte «por su seguridad y protección».

La Franja de Gaza vivió ayer otra jornada negra producto de la continuación de los feroces bombardeos por parte de Israel
La población de Gaza teme que el Ejército israelí comience una ofensiva por tierra

«Trasladar a más de un millón de personas a través de una zona de guerra densamente poblada hacia un lugar sin comida, agua ni alojamientos, cuando todo el territorio se encuentra bajo asedio, es extremadamente peligroso, y en algunos casos simplemente no es posible», dijo Guterres en declaraciones a la prensa poco antes del comienzo de una reunión del Consejo de Seguridad para tratar la situación en Oriente Medio.

El político portugués recordó que los hospitales en el sur de la Franja de Gaza ya han alcanzado su límite y que no podrán aceptar a miles de pacientes del norte.

Guterres reiterará ante el Consejo de Seguridad su petición de que Israel permita al menos la entrada de ayuda humanitaria a la Franja, que lleva totalmente bloqueada desde que comenzó el conflicto con el grupo islamista Hamás hace seis días, tras un ataque sorpresa que dejó más de 1.200 israelíes muertos.

La representante de Reino Unido ante la ONU, Barbara Woodward, dijo que las prioridades de su país en este momento son que el conflicto no se extienda a otras partes de la región, que se permita el paso de ayuda humanitaria a Gaza y lograr la liberación de los rehenes israelíes retenidos por Hamás.

Poco después, los representantes de todos los países árabes en la ONU dieron una imagen de unidad y pidieron un alto el fuego inmediato en Gaza para permitir el acceso de ayuda humanitaria al territorio.

También te puede interesar: Subió a 1400 los muertos israelíes, con 1800 muertos en Gaza

«Para los que piensen que hay un solo diplomático árabe que no esté del lado de Palestina en este momento: fíjense en nuestra unidad, y fíjense en lo que vamos a hacer durante los próximos días», dijo el embajador palestino ante Naciones Unidas, Riyad Mansour, junto a sus colegas de países como Jordania o Arabia Saudí.

EFE

MV