Murió hombre al tener una caída en su residencia en La Coromoto

362

Una persona que respondía al nombre de Eloy Marcelino Gutiérrez Guillén, de 73 años de edad, natural de Maracay, estado Aragua, falleció aparentemente producto de una caída en su residencia situada en la comunidad de La Coromoto del municipio Girardot.

Murió hombre al tener una caída en su residencia en La Coromoto-elsiglo.com.ve
Foto: Referencia

Allegados a la familia expresaron que los hechos sucedieron este sábado 30 de septiembre en horas de la mañana en su domicilio signado con el número 62-A en la calle 103 cruce con la avenida Los Jabillos de La Coromoto, parroquia Los Tacarigua.

Al parecer, el señor Gutiérrez se dirigió al baño con la intención de ducharse y en el momento sufrió un desvanecimiento, cayendo posteriormente al piso.

Sus seres queridos trataron de llevarlo de urgencia a un centro asistencial, pero él se negó a la ayuda manifestando que estaba bien. Más tarde se acostó a dormir y transcurridos ciertos minutos, uno de sus hijos intentó despertarlo y se percató que no tenía signos vitales.

Se informó que el ciudadano padecía de hipertensión arterial y en aras de certificar el deceso, trasladaron el cadáver hacia el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses para la autopsia. Se sospecha que el hombre falleció a consecuencia de un infarto. El Cicpc abrió una investigación por averiguación muerte.

OTRO INGRESO

Otro ciudadano falleció por causas a determinar en un centro asistencial del municipio Santiago Mariño del estado Aragua. Se llamaba Mariano de Tovar Pantín, de 62 años de edad.

Se comentó que el señor fue trasladado a una clínica privada de Turmero presentando un fuerte dolor en la región pectoral, dejando de existir posteriormente a su ingreso.

También te puede interesar: Falleció ciudadano tras sufrir caída de cinco metros de altura

Se presume que su muerte se produjo a causa de un paro cardiaco. Del caso no hubo mayores detalles, según la información suministrada a los medios de comunicación.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

YN