Diez protagonistas de los Mundiales de atletismo de Budapest

Los Mundiales de atletismo de Budapest (Hungría) concluyen con grandes nombres propios que se pueden resumir en diez protagonistas.

Los Mundiales de atletismo de Budapest (Hungría) concluyen con grandes nombres propios que se pueden resumir en diez protagonistas.
Yulimar demostró que es la sensación del momento en el atletismo

En primer lugar, Josh Kerr (Gran Bretaña). El ganador del oro en los 1.500 metros no entraba como favorito en las quinielas para el triunfo, pese a que llegó con la tercera mejor marca del año entre los doce finalistas, pero el británico sorprendió con una carrera perfecta para ganar al noruego Jakob Ingebrigtsen, igual que hace un año hizo su compatriota Jake Wightman en Eugene. En la jornada final Ingebrigtsen se pudo resarcir con un sufrido oro en el 5.000.

GRANDES REYES DE LA MARCHA

María Pérez y Álvaro Martín (España). Los españoles fueron los grandes reyes de la marcha. Ganaron las dos pruebas, los 20 y los 35 kilómetros, con una gran superioridad, y reivindicaron su disciplina ante el temor por la desaparición de algunas distancias por parte del Comité Olímpico Internacional con el beneplácito de World Athletics.

Ryan Crouser (Estados Unidos). Revalidó su corona de campeón del mundo de lanzamiento de peso en el último intento de la final y alcanzó los 23.51 metros, récord de la historia de los Mundiales, quedándose a solo cinco centímetros de la plusmarca internacional que posee desde mayo de este 2023, cuando llegó a los 23.56.

MEJOR ATLETA HISTÓRICO

Armand Duplantis (Suecia). Ganó su segundo título mundial en salto de pértiga sin dar opciones a sus rivales, refrendó su condición de mejor atleta histórico de la disciplina y levantó al público de sus asientos con sus intentos por alcanzar los 6.23 metros para batir su propio récord (6.21), algo que no consiguió.

Yulimar Rojas (Venezuela). Con 15.08 metros en el último intento, al que llegó tras registrar tres nulos, se proclamó campeona del mundo de triple salto por cuarta vez, siendo la atleta más laureada de la historia en esta disciplina. Igualó en cuatro títulos mundiales a su entrenador, el cubano Iván Pedroso, y amplió su racha sin perder desde el 9 de julio de 2021 en Mónaco.

Sha’Cari Richardson, es la nueva cara de la velocidad

Sha’Cari Richardson (Estados Unidos). La nueva reina de la velocidad tras destronar a la jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce se marcha de Budapest, a sus 23 años, con los oros en 100 metros y el relevo 4×100 y el bronce en los 200. Además, su estilismo y sus excentricidades llaman la atención dentro y fuera de la pista.

Faith Kipyegon (Kenia). La indiscutible reina del mediofondo mundial volvió a demostrar que es la mejor atleta en los 1.500 y los 5.000, dos pruebas que ganó con solvencia y que agigantan un palmarés que incluye dos medallas de oro en Juegos Olímpicos en 1.500 (Río 2016 y Tokio 2020), tres oros mundiales en 1.500 (Londres 2017, Eugene 2022 y Budapest 2023) y otro en 5.000 (Budapest) y cuatro títulos de la Liga Diamante (2015, 2017, 2021 y 2022).

HOMBRE MÁS VELOZ

Noah Lyles (Estados Unidos). Llegó a Budapest con el objetivo de llevarse tres oros en 100, 200 y el relevo 4×100 y lo cumplió, convirtiéndose en el hombre más veloz del atletismo internacional en la actualidad. Lo que no pudo lograr es su ansiado deseo de ser el hombre más rápido de la historia superando a Usain Bolt en los 200, ya que registró 19.52 por 19.19 del jamaicano.

Joshua Cheptegei (Uganda). El plusmarquista mundial de 5.000 y 10.000 conquistó el oro en los diez kilómetros por tercera vez consecutiva agrandando una leyenda que le acerca al etíope Haile Gebrselassi, que ganó cuatro títulos seguidos entre 1993 y 1999.

También te puede interesar: ¡Miggy sacó la fuerza!

Gianmarco Tamberi (Italia). El atleta transalpino se impulsó hasta los 2.36 metros para llevarse el oro en salto de altura y convertirse en el nuevo referente internacional de la especialidad, destronando al gran dominador los últimos años, el qatarí Mutaz Essa Barshim, que tiene tres títulos y de Budapest se llevó el bronce.

Finalmente, su inconfundible pelo largo y un carisma que arrastra a las masas le permitieron ser jaleado por el público en cada actuación en el estadio.

EFE

FG