Mercados municipales se resisten al olvido de sus clientes

Fueron en un tiempo un lugar de encuentro familiar cada fin de semana, espacios idóneos para consolidar la tradición de realizar las compras semanales, donde se hallaba variedad de ofertas, desde frutas, verduras, lácteos, carnes, incluso ropa y muchas otras menudencias como hierbas, alimentos para las mascotas, hoy los mercados municipales del estado, como el caso del Periférico de Caña de Azúcar, en el municipio Mario Briceño Iragorry, parece destinado a quedar en el olvido de sus clientes.

Mercados municipales se resisten al olvido de sus clientes-elsiglo.com.ve
Desde la fachada se aprecia la poca afluencia de clientes

Manuel Durán, vendedor en este lugar desde hace 28 años, atribuye la crisis del mercado a múltiples factores, primeramente al incremento desmedido y diario de la moneda americana, también el incremento de las tasas o impuestos que se cancelan en el mercado y la cantidad de bodeguitas que han surgido en esta comunidad afectando directamente las ventas.

«Primero hay que decir que si compramos en dólares no se puede vender en bolívares, esto es algo que las personas no aceptan y por esto los precios varían todos los días, de igual forma, tenemos el incremento en el pago de los impuestos al instituto de mercados municipales, por ejemplo, en aseo urbano sólo son 159 bolívares, más una tasa administrativa, esto ha hecho que muchos de los comerciantes cierren el negocio», señaló Durán.

Mercados municipales se resisten al olvido de sus clientes-elsiglo.com.ve 3
Manuel Durán

Añadió, el experimentado comerciante, que según su conocimiento el mercado tiene 320 o un poco más de locales aptos para trabajar, de los cuales sólo entre 80 y 90 están activos, esto se debe a que para muchos es su fuente de ingresos, y son esas personas quienes día a día le dan vida al mercado.

POCOS PRECIOS COMPETITIVOS

«Muchos clientes vienen a comparar precios, pero, la realidad es que con todos los gastos que tenemos muy pocos puestos tienen precios competitivos, al menos que sacrifiquen la ganancia, y ese es el caso de un número reducido de negocios, quienes han hecho su clientela, de igual forma, otros clientes prefieren buscar mejores opciones en el centro de Maracay o hacia los lados de José Félix Ribas, o en muchas de las bodeguitas que han surgido en las veredas de esta comunidad», explicó.

Durante el recorrido por las áreas del mercado se observó una gran variedad de mercancía fresca, verduras y frutas, sin embargo había pocos clientes.

Mercados municipales se resisten al olvido de sus clientes-elsiglo.com.ve 2
Un reducido grupo de expendedores ofrecen precios competitivos

«Ya quedan pocos puestos abiertos, de ropa, tres o cuatro, de quincallería unos cuantos, hay muchos que cierran y buscan otras cosas que hacer, pero igual deben seguir pagándole a la Alcaldía los impuestos del puesto», recalcó Durán.

ENAMORAR A LOS CLIENTES

Peter Gutiérrez, vendedor de granos y alimentos concentrados, señaló que tiene poco tiempo trabajando en este espacio, reconoce que la afluencia de personas que frecuentan el mercado es muy poca y las ventas son muy lentas, pero no se apresura en determinar si son los precios o la época de vacaciones escolares.

«Estamos planificando en conjunto con un grupo de expendedores la propuesta de realizar promociones en cada puesto para incentivar a los clientes a visitarnos y adquirir nuestros productos, ya que hay puestos que tienen mucha variedad, productos frescos y precios competitivos», apuntó.

Peter Gutiérrez

Para Gutiérrez, el mercado tiene una dinámica compleja, puesto que hay días en la semana donde la presencia de compradores en mínima, mientras que en otra jornada la afluencia aumenta y en muchos puestos logran ventas para salvar el día.

El trabajador destacó que estos espacios siguen siendo opciones económicas para la compra de alimentos, donde el ahorro, la calidad y frescura siguen estando presentes en cada puesto.

COMBOS ACCESIBLES

En el área de carnes del mercado se aprecia un mayor movimiento de compradores y esto es debido a las promociones o combos que muchos de estos puestos han ideado para cautivar a los clientes.

Karina Reyes, cliente de muchos años de este establecimiento, reconoce que hay combos que son accesibles; sin embargo, hay otros que son incomprables y esto obliga a muchos clientes a buscar mejores precios en otros lugares.

Karina Reyes

Te recomendamos: Asfaltado piden en el sector “Ojos de Dios y Nuestros Hijos”

«Obviamente, hay productos que no tienen precios competitivos y esto ha hecho que muchos clientes busquen otras opciones en otros lugares; sin embargo, estoy segura de que muchos de los establecimientos del mercado brindan un ahorro real, manteniéndose como una opción para rendir el dinero», resumió Reyes.

MAURICIO BOLÍVAR | elsiglo

YN