Explosión de horno dejó un herido y una panadera muerta

Una explosión de horno dejó como resultado una panadera muerta que correspondía al nombre de Jenny Marilin Ayala Rivas, de 44 años de edad, natural de Caracas y un caballero que resultó herido.

Se informó que el incidente doméstico ocurrió en la residencia número 45, situada en la calle Bolívar, parroquia Santa Rita alrededor de las 4:00 de la tarde del día 13 de julio, falleciendo este sábado.
Explosión de horno dejó un herido y una persona Muerta / FOTO CORTESÍA

Se informó que el incidente doméstico ocurrió en la residencia número 45, situada en la calle Bolívar, parroquia Santa Rita alrededor de las 4:00 de la tarde del día 13 de julio, falleciendo este sábado.
Todo indica, según la entrevista de los allegados, que la ciudadana se dirigió a la cocina y se dispuso a encender el horno para preparar pan, cuando se originó una combustión debido a un escape de gas. Ayala se dedicaba a la actividad comercial en su domicilio.
Al parecer, la señora, inicialmente, no olfateó olores de gas y al encender al horno, se produjo la exposición, resultando ella en ese momento quemada en varias partes del cuerpo. En ese hecho resultó herido otro ciudadano que responde al nombre de David.

Atención en el Hospital Central de Maracay

Con el apoyo de los vecinos y los paramédicos, Ayala Rivas al igualmente que la otra persona, los trasladaron de urgencia al Hospital Central de Maracay, donde quedaron bajo observación de los médicos de guardia.
Según el diagnóstico médico, la paciente presentó quemaduras de tercer grado en un 40 por ciento de su estructura corporal, falleciendo en la mañana del sábado 22 de julio. El cadáver fue trasladado al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses para la autopsia de ley. David permanece estable.

También te puede interesar: Murió hombre en el HCM a causa de un arrollamiento
Los familiares, amigos y allegados a la familia lamentaron lo ocurrido a la ciudadana, quien se trataba de una persona muy servicial. La comunidad está muy impactada con el suceso.
Al parecer, en la casa la señora preparaba pan para la venta y David era su ayudante. Al preparar unos encargos, se suscitó el evento debido al escape de gas en la válvula de la bombona. Se recomienda a las personas revisar las válvulas de las cocinas y hornos para evitar sucesos como lo ocurrido en Francisco de Miranda.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo